Clima
19° C

CABA, Bs As.
Martes, 20 febrero 2018
Revista Num. 175
Luego de una medida cautelar, el ministerio de Educación porteño se vio obligado a brindar información sobre la "Secundaria del Futuro", que se implementará a partir de este año...
Ver Revista
Revista ACUÑA NO PASO LA PRUEBA
Clima
19° C

CABA, Bs As.
Martes, 20 febrero 2018
Revista Num. 175
Ver Revista
09/02
OTRA DENUNCIA CONTRA PETI
Emilia Claudeville: "A mí me tocaba, me chupaba el cuello y me humillaba"
La ex panelista de Duro de Domar contó su mala experiencia durante una entrevista, y dijo que tuvo que encerrarse en su camarín para evitarlo.
Emilia Claudeville:
Varias fueron las mujeres del espectáculo, como Karina Mazzocco, Virginia Godoy, Fiorella Sargenti y Mariela Anchipi, que se animaron a denunciar a Roberto Pettinato por acoso, luego de que el conductor realizara polémicas declaraciones sobre los acosos sexuales.

Pero ahora se sumó otro testimonio fuerte en contra del conductor: el de Emilia Claudeville, quién estuvo cuatro años participando de 'Duro de Domar'.

"Yo viví una pesadilla", dijo. Y agregó "La relación con él empezó de una manera y terminó de otra. La primera fue decir ‘¿por qué me odia tanto si no me conoce? ¿Por qué me quiere hacer la vida imposible acá adentro?’ A las semanas me di cuenta de que me odiaba porque era mujer, porque era con todas las panelistas, y con todas las mujeres de la producción. El maltrato era igual".

"Después la cosa se puso más pesada, estuve todo un año encerrándome con llave en el camarín. Tenía mi camarín frente al de él, hasta que empecé a llegar lista (para salir al aire desde mi casa)", continuó.

Consternada, Claudeville afirmó: "Quiero decirlo con palabras claras. Yo sufrí acoso por parte de Pettinato, también sufrí violencia por parte de Roberto Pettinato. Sentí que su forma era así, que todos lo sabían y todos lo veían. Se naturalizó tanto su postura, esa especie de personaje que después entendí que era mucho más grave. Porque mientras él lo hacía a modo de chiste delante de gente, a mí me tocaba, me chupa el cuello y me hacía mierda la dignidad y me humillaba".

"Si bien la violencia la ejercía delante de muchos, lo tomé como algo muy íntimo y decidí que mi manera de dar batalla era resistiendo, quedándome. Estuve por renunciar un montón de veces. Mis quejas a la producción para con él existieron. En privado y en público, y la respuesta era que si no quería estar ahí, había un montón de chicas dispuestas a ocupar mi lugar. Yo decía, ¿por qué me tengo que ir si sólo quiero hacer bien mi trabajo? Y que no me hinchen. Porque sino, viene otra víctima a la que le va a pasar lo mismo. Pero es simple. El machismo es capitalismo, el que daba plata ahí era él, no era yo. Eso lo entendí", explicó.

Con la de Claudeville, cada vez aparecen más denuncias sobre Pettinato, y casi nadie lo ha defendido. Ni siquiera Tamara, su hija y panelista.
COMENTARIOS
  • Genéricos