Clima
19° C

CABA, Bs As.
Lunes, 28 mayo 2018
Revista Num. 189
El traslado del Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (CeNARD) a las instalaciones de la Villa Olímpica, en Villa Soldati, puso en evidencia un potencial meganegocio inm...
Ver Revista
Revista POLEMICA Y NEGOCIO
Clima
19° C

CABA, Bs As.
Lunes, 28 mayo 2018
Revista Num. 189
Ver Revista
16/05
COMPLEJO HOSPITALARIO SUR
Traslado que trae discordia
Larreta volvió a la carga con el proyecto que pretende trasladar cuatro hospitales y concentrarlos en el Muñiz. La iniciativa ya encendió la alerta por la falta de información. Merma en la atención sanitaria y recortes de personal, en el ojo de la polémica. Sospechas por un posible negocio inmobiliario.
Traslado que trae discordia
Una nota dirigida a los directores de cinco hospitales porteños encendió la alerta en el ámbito de la salud pública de la Ciudad. Un proyecto “arquitectónico”, tal como lo define un documento enviado por el Ministerio de Salud, propone la integración de los hospitales Muñiz, Udaondo, Ferrer, Marie Curie y el Instituto de Rehabilitación Psicofísica, en el predio del primero.

   A través de la filtración de información interna, se pudo conocer la intención del Gobierno de la Ciudad de dar inicio al proceso de traslado y concentración de los establecimientos. Ba-jo el nombre de “Complejo Hospitalario Sur”, la administración Larreta pretende aglutinar cinco centros de salud con especialidades muy disímiles en un nuevo hospital de alta complejidad, según informa el documento en cuestión.

   Los trabajadores de los centros hospitalarios y políticos del arco opositor rechazaron enfáticamente la iniciativa oficial. Consideran que, además del peligro que representa el cierre de los centros para las fuentes laborales y para la prestación del servicio de salud, la idea esconde detrás un gran negocio inmobiliario.

   En diálogo con Qué, el Dr. Luis Trombetta, jefe de división en el hospital Muñiz, dijo sobre el proyecto que “tomó estado público a través de la filtración de un archivo de 65 diapositivas de Power Point, donde estaba desarrollado el proyecto desde su programación y algunos objetivos puntuales”. El galeno detalló que la iniciativa prevé “la reducción de 350 camas del hospital Muñiz a 150; y un objetivo máximo de 500 camas para todo el complejo; es decir, para los cinco hospitales, además de la demolición de amplios sectores del edificio y una grilla de proyección de nuevas locaciones”, aseveró Trombetta.

   El médico del Muñiz destacó que en el proyecto había “comentarios ampliatorios”. Al respecto, agregó que “el final es muy significativo, se habla de que ‘hay que evitar el solapamiento de las estructuras jerárquicas’ (solapamiento significa encimamiento). Esto se refiere a que no puede valer todo por cinco; es decir, que no puede haber cinco directores, cinco jefes de cada servicio, cinco de todo. Porque, lógicamente, con un objetivo de reducción de locación de internación, nadie puede pensar que van a multiplicar todo por cinco”.

   En virtud de acceder a la voz oficial, en reiteradas oportunidades, Qué se comunicó con la Subsecretaría de Planificación Sanitaria, con el objetivo de dialogar con el Dr. Daniel Ferrante, firmante de la mencionada nota a los directores, y no se obtuvo respuesta. Desde la dependencia gubernamental evitaron dar testimonio o brindar más información sobre el tema. 

   Por otra parte, Eduardo Nasif, representante de ATE Capital, sostuvo que “este es un nuevo proyecto del macrismo que busca disfrazar de modernización, de lavado de cara, otro nuevo achicamiento en la salud, concentrando cinco hospitales que no tienen nada que ver entre sí”. 

    Otro de los puntos sensibles radica en las constantes denuncias por problemas con las condiciones edilicias, el equipamiento y la falta de personal que ya existen en los nosocomios. Además, la incertidumbre invade tanto a médicos como a trabajadores no profesionales, ya que se preguntan cómo pueden coexistir centros de atención de patologías tan disímiles como oncología, enfermedades respiratorias, gastroenterología, rehabilitación psicofísica y enfermedades infecciosas.  

   Y está además la sospecha de que el proyecto de traslado de los hospitales encubra operaciones inmobiliarias en los inmuebles desalojados. El legislador Gabriel Solano (Partido Obrero) advirtió que “si mañana se hace este proyecto, numerosos inmuebles de la Ciudad quedarían vacantes en zonas muy importantes como Belgrano o Parque Centenario, que son barrios muy cotizados desde el punto de vista inmobiliario”. 

   Al respecto, Nasif manifestó que “se puede ver que todos estos predios cuentan con un valor inmobiliario altísimo. Entonces, lo que están buscando, una vez más, es el negocio, y disfrazar la política pública para encubrirlo”.

   Cabe destacar, asimismo, que el proyecto estima que el valor total del complejo rondaría los US$ 160 millones, los cuales serían financiados con la venta de los cuatro inmuebles valuados en US$ 123 millones, aproximadamente.

Mientras los trabajadores de los distintos hospitales involucrados en la idea del Complejo Hospitalario Sur ya iniciaron manifestaciones en rechazo del traslado, el Gobierno no da muestras de cuáles van a ser los pasos a seguir. El diputado Solano, por su parte, anunció que, desde su bloque, ya realizaron un pedido de informes, debido a que todavía no ingresó ningún proyecto oficial a la Comisión de Salud de la Legislatura porteña. 

Para finalizar, Gabriel Solano sentenció que, en la Ciudad, “hay una política de negocio inmobiliario, pero también una política que apunta al achicamiento a la atención de la salud”.

“Al proyecto hay que trabajarlo”

En diálogo con Qué, el defensor adjunto de la Ciudad, Arturo Pozzali, sostuvo que ya empezaron a reunirse para trabajar sobre el pedido de informes, y a ver la posibilidad de reunirse con los funcionarios del Ministerio de Salud de la Ciudad, con el fin de acelerar el proceso de respuesta.

Pozzali aclaró que, desde “el organismo, estamos encarando el tema desde tres aristas: la infraestructura hospitalaria, que es nece-sario modificar; los trabajadores de la salud; y los pacientes”.

Pozzali dijo que al proyecto Complejo Hospitalario Sur “hay que trabajarlo, consensuarlo y elaborarlo si el Ejecutivo realmente tiene la idea real de que funcione, salga bien y se haga, y que no sea simplemente un eslogan de campaña más”. Y agregó que quieren garantizar las mejores condiciones para los vecinos y trabajadores de la salud.

Un primer intento en 2010
Durante la gestión de Mau-ricio Macri al frente del Go-bierno de la Ciudad, ya se había intentado avanzar con el proyecto Complejo Hospitalario Sur. A mediados de 2010, Macri y su ministro de Salud, Jorge Lemus, anunciaron la unificación de los hospitales Muñiz, Udaondo y Ferrer en el plazo de cinco años.

Como novedad, se planteó la posibilidad de que los centros asistenciales compartieran instalaciones de alta tecnología, de la cual carecían antes y de la que actualmente carecen.
En aquel entonces, el monto de realización de la obra iba a contar con un presupuesto de 172 millones de dólares, y tenía previsto albergar 120 consultorios y 593 camas, en una superficie edificada de 68.792 metros cuadrados.

Crece el manto de sospechas por un negocio inmobiliario
“El tema son los inmuebles que dejan vacíos”, declaró Jonatan Baldiviezo a modo de incógnita sobre el destino de los cuatro hospitales trasladados. El GCBA ya anticipó que venderán esos inmuebles en US$ 123 millones, para financiar el rejunte de hospitales.

“Viendo un mapa de la Ciudad, uno puede ver dónde están ubicados estos hospitales. Se puede ver que el IREF, cerca de la cancha de River, es un terreno muy tentador para la construcción de edificios. Curie está en Parque Centenario, donde pueden hacer cosas más interesantes para sus negocios in-mobiliarios”, dijo el legislador Gabriel Solano.

Centralizar y liberar suelos
“En nombre de la eficiencia o de la mejor gestión, desde el Gobierno de la Ciudad van centralizando organismos públicos y se van liberando suelos”, sostuvo Jonatan Baldiviezo, abogado del Observatorio del Derecho a la Ciudad. El especialista en derecho urbano y ambientalista aseguró que el proyecto Complejo Hospitalario Sur coincide con lo que fue el traslado de ministerios a distintas partes del ejido porteño. Advirtió que, en los traslados, “los inmuebles que dejan vacíos tienen un destino orientado al ámbito privado, a la mercantilización”.

“Larreta no solo llevó a cabo una continuidad, sino que ha sido una profundización de alta intensidad con respecto a lo que ha-bía hecho Mauricio Macri en sus otros gobiernos. En estos dos años, Larreta ha privatizado tanto o más de lo que privatizó Macri en 8 años en la Ciudad”, finalizó Baldiviezo. 

LA NOTA COMPLETA EN LA EDICIÓN #188 DE REVISTA QUÉ
COMENTARIOS
  • Genéricos