Clima
19° C

CABA, Bs As.
Jueves, 20 septiembre 2018
Revista Num. 798
Los problemas económicos le abren una oportunidad al Gobierno de aplicar políticas que hasta ahora no había podido llevar adelante, que exige el mercado y que afectan a la clase...
Ver Revista
Revista EL MANEJO MAQUIAVELICO DE LA CRISIS
Clima
19° C

CABA, Bs As.
Jueves, 20 septiembre 2018
Revista Num. 798
Ver Revista
13/06
CAMBIEMOS EN LA CIUDAD
El pacto
Este martes se hizo la primera reunión oficial entre el radicalismo y el oficialismo para lograr definitivamente la alianza en territorio porteño. El acuerdo empezó a negociarse, y se sabe que se cerrará; sin embargo, no hay certezas sobre las condiciones que terminará por tener.
El pacto
Después de tres años de peleas, de idas y vueltas, de odios y revanchas, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y el diputado nacional y exembajador argentino en los Estados Unidos, Martin Lousteau, comenzaron oficialmente el diálogo para la conformación de Cambiemos en la Ciudad.

   El pasado martes, se llevó a cabo el primer acercamiento formal entre ambas par-tes, con el objetivo de llegar a un acuerdo para rubricar la alianza en el territorio porteño, un reclamo que el propio presidente Mauricio Macri le hizo a Rodríguez Larreta a fines del año pasado.

   De esa charla, tal y como adelantó Qué, el alcalde porteño de-signó como encargado para llevar adelante las negociaciones al vicejefe de Gobierno, Diego Santilli. “El Colo” le dijo entonces a Rodríguez Larreta que el objetivo iba a ser ene-ro del 2019, para sellar el acuerdo. 

   Si bien se trató de la primera reunión, ya hay cuestiones que cada uno puso sobre la mesa. El oficialismo tie-ne pensado jugar con la falta de peso del exministro de Economía de Cristi-na Fernández de Kirchner, para competir en una interna contra el alcalde porteño el año que viene. Por su parte, Lousteau y su sector ya se expresaron públicamente, y además de discutir la “visión de la Ciudad”, dijeron que la interna en Cambiemos es algo que no se negocia.

   “Se expone a quedar como (Daniel) Filmus (por sus con-tinuas derrotas contra el PRO), y de ese lugar es muy difícil salir”, explican desde Vamos Juntos. En el radicalismo, ese escenario es compartido por al-gunos, pero aún se pre-gona la lógica del 2017, de “si no se juega, se desaparece”. Es temprano, pero uno de los primeros escenarios que se manejan es que comparta la boleta a senadores con la diputada nacional Elisa “Lilita” Carrió. Esto también es más una aspiración del larretismo y del macrismo que una cuestión del radicalismo.

   Decir Lousteau es meramente una formalidad para graficar al candidato que tiene el radicalismo porteño. Si bien el canal institucional es a través del presidente del partido, Guillermo de Maya, detrás de él se encuentran los verdaderos artífices de las negociaciones: el vicedecano de la Facultad de Ciencias Económicas, Emilia-no Yacobitti, y el histórico operador radical y exministro del Interior de Raúl Alfonsín, Enrique “Coti” Nosiglia. Estos últimos fueron los que se sentaron a negociar con Santilli. “El diálogo institucional no se deja de lado, pero los actores de peso no son todos”, agregan. 

   Entre los escollos en las negociaciones que comenzaron oficialmen-te, estarán también el discurso y la forma de actuar de Suma+ en la Legislatura porteña. La semana pasada, sin ir más lejos, la presidenta del bloque, Inés Gorbea, presentó un Código Electoral propio en el que se quita la posibilidad de unificación con las elecciones nacionales, algo que el propio Macri quiere sí o sí para “sumar la mayor cantidad de votos posibles”. 

   “En las cuestiones de fondo tienen que actuar con nosotros, como hace la Coalición Cívica o Confianza Pública. En las leyes menores puede haber voces diferentes, en las clave no”, remarcan en Uspallata.

   El proceso de acuerdo, según adelantaron fuentes calificadas al tanto de la operatoria, no será de un día para el otro, sino todo lo contrario. “Se va a hacer de una forma tranquila. Hay que cerrar varias cosas. No hay apuro”, admiten en el radicalismo.

   Los actores en la mesa au-mentarán, también a medida que corra el tiempo. Por aho-ra, salvo el PRO y el radicalismo, se sentará la Coalición Cívica. El legislador porteño y presidente de la comisión de Educación, Maximiliano Ferraro, fue quien estuvo y que seguirá de cerca la rúbrica, debido a las conocidas expresiones en contra de Nosiglia que realizó “Lilita” al final del año pasado. El poder de veto se mantendrá intacto en una lista que tendrá menos espacios para actores no propios del PRO. A él lo acompañará la diputada nacional Paula Oliveto Lago.

   Sin embargo, todo esto sucede a rega-ñadientes de los “lilitos”, que no quie-ren ver los “viejos vicios” de la política radical dentro de Cambiemos. “Si quieren discutir cargos, vamos a es-tar en la misma de siempre”, afirman.

Junto a Santilli, por parte del PRO, estarán también el ministro de Ambiente y Espacio Público, Eduar-do Macchiavelli, y el vicepresidente primero de la Legislatura, Francisco Quintana. “En los próximos días se va a hacer oficial”, explicó uno de los comensales en la mesa de la parrilla La Brigada, la misma en donde se los pudo ver a Vidal y a Larreta juntos con Massa.

   El próximo actor a ser invitado será Confianza Pública, el partido de la diputada nacional Graciela Ocaña. Desde el entorno de su “hombre” en la Legislatura y en la Ciudad, Diego García Vilas, sostuvieron que, aunque son conscientes de que se está negociando, todavía no fueron llamados de manera oficial.

   “Todo se va a ir encaminando. Es parte de la necesidad de la mesa na-cional. Y luego, el rol de los partidos, como sucede en cada distrito”, afirmaron desde la Coalición Cívica. En el radica-lismo, por su parte, procuran actuar con más cautela.

   Mientras tanto, en “la política” de la Ciudad, hace tiempo que co-menzaron a sospechar que las negociaciones fueron iniciadas hace tiempo. En la última sesión hubo se-ñales que indicaron que hay “algo en el horno”, según varios legisladores, tanto del oficialismo como de la opo-sición. Una de ellas fue el discurso del legislador socialista Roy Cortina, que directamente cargó contra sus ex-aliados de Suma+, a los cuales acusó de ser socios de Vamos Juntos.

LA NOTCA COMPLETA EN LA EDICIÓN #192 DE REVISTA QUÉ
COMENTARIOS
  • Genéricos