Clima
19° C

CABA, Bs As.
Lunes, 15 octubre 2018
Revista Num. 801
La cartera que conduce Eduardo Macchiavelli es un festival de licitaciones, que en varios casos ganaron empresas aportantes del PRO. El plan de veredas por el cual se rehacen l...
Ver Revista
Revista LA CAJA DE LARRETA
Clima
19° C

CABA, Bs As.
Lunes, 15 octubre 2018
Revista Num. 801
Ver Revista
09/08
CODIGO CONTRAVENCIONAL
Limpieza de trapitos
Avanza en la Legislatura el tratamiento para modificar el Código Contravencional porteño. Se crean nuevas figuras, se hace hincapié en sancionar a quienes ofrezcan el servicio de estacionamiento o de limpieza de vidrios en la calle y se apunta a aumentar la autonomía de las mujeres en la Ciudad.
Limpieza de trapitos
Insistente con los proyectos que en su momento quedaron en el tintero por falta de votos en la Legislatura, el Gobierno porteño, hoy con mayoría propia, avanza en la modificación del Código Contravencional de la Ciudad. Esta vez, la propuesta del Ejecutivo realza la 
perspectiva de género y crea nuevas figuras contravencionales, a la vez que vuelve a arremeter contra aquellas personas que ofrecen servicio de estacionamiento o de limpieza de vidrios en la calle. Además incorpora la denuncia anónima y la posibilidad de arresto, al tiempo que agrava sanciones, como multas y trabajo de utilidad pública.

La modificación propone una interpretación más abarcativa de la contravención hacia los cuidacoches, entendiendo que la acción comprende tanto a “quienes brindan indicaciones, cuidan vehículos, reservan lugares o aplican cualquier otro método tanto de forma gratuita, onerosa o a cambio de una retribución voluntaria”. También agrava las sanciones de multa e incorpora la posibilidad de aplicar arresto de uno a cinco días. Mientras que la inclusión de la figura del limpiavidrios propone la incorporación de “la limpieza de vidrios de cualquier tipo de automotor en la vía pública” como figura contravencional, para ello aplica los agravantes bajo las mismas causales que en el caso de los trapitos.

Desde el oficialismo explicaron a este medio que la necesidad principal es la de continuar con la política pública que viene realizando el Poder Ejecutivo en cuestiones de género; y en ese sentido buscan trabajar sobre lo que no se ve y lo que sucede a diario, como el acoso callejero. “En el caso de la Ciudad son las mujeres quienes más sufren diferentes formas de acoso y violencia al transitar las calles y al viajar en transporte público”, argumenta la iniciativa. 

Respecto de las denuncias anónimas, desde el oficialismo están convencidos de que la gente, en muchas ocasiones tiene miedo de denunciar; por eso se incorpora ese tipo de denuncia, que “es una herramienta útil y constitucional que servirá para que un fiscal de turno intervenga y constate la actividad irregular que puede llegar a ser una contravención”.

Daniel Presti, legislador de Vamos Juntos, explicó a este medio que se busca reformar el Código Contravencional porque -desde su sanción, en 2004-“las multas nunca fueron actualizadas y están des-fasadas”, por lo que es necesario “la actualización de las multas y no un agravamiento para luego transformarlas en unidades fijas”.

Luego de numerosas movilizaciones realizadas por artistas callejeros de la Ciudad para defender su trabajo,  el oficialismo porteño debió rever la iniciativa para modificar el Código Contravencional, que, a través de la variante del artículo 85, iba a poder penarlos con multas que rondaran entre 400 y 2.000 pesos o arresto de uno a cinco días. Sin embargo, los artistas ganaron la pulseada y desde el Ejecutivo introdujeron cambios para resguardar el trabajo de la cultura in-dependiente y los espacios culturales. “Nunca fue nuestra intención perjudicar a los artistas callejeros ni a los centros culturales”, aseguraron desde el oficialismo a este medio. 

Los agregados
-Queda expresado literalmente que las manifestaciones artístico culturales a la gorra no constituyen contravención.

-Queda expresado que los sitios culturales serán responsables únicamente por lo que sucede en el ámbito de sus espacios. No así lo que pudiera acontecer en las inmediaciones de sus locales. A excepción de la conducta de sus dependientes. 

LA NOTA COMPLETA EN LA EDICION #200 RE DEVISTA QUÉ
COMENTARIOS
  • Genéricos