24/09/2020
El oficialismo se negó a dar explicaciones sobre el inminente cierre de la Guardia del único Centro de Salud en Lugano
El legislador porteño Santiago Roberto denunció en la sesión legislativa que el Gobierno porteño pretende cerrar el Servicio de Guardia del Centro de Salud Comunitario (CeSAC) N°3 de Lugano 1 y 2 que atiende a miles de vecinos y vecinas, en pleno contexto de pandemia por COVID-19. 
Trabajadores del Centro de Salud Comunitario N° 3 de Lugano al sur de la Ciudad (Comuna 8), denuncian que el gobierno porteño comenzó a reubicar al personal en el Hospital Santojanni con la intención de cerrar el único centro de salud de la zona en plena pandemia. 
 
En ese marco, el legislador Santiago Roberto, del Frente de Todos, presentó una iniciativa para garantizar la continuidad, pese a haber un fallo judicial que obliga al gobierno porteño a a mantener las puertas abiertas, hasta que culminen las obras del Cecilia Grierson. 

Según alertaron trabajadores del CeSAC, el Gobierno porteño comenzó a reubicar al personal en el Hospital Santojanni con la intención de cerrar el servicio de Guardia del Centro de Salud que brinda un servicio fundamental, hace mas de 40 años, para los 70 mil habitantes que viven en el barrio. Al respecto Roberto señaló que presentó un proyecto en la Legislatura para garantizar su continuidad pero el bloque de Vamos Juntos se negó a tratarlo.

En ese marco, Roberto enfatizó: “Le pedimos al Ejecutivo de la Ciudad que mantenga el funcionamiento del servicio de guardia permanente,  su móvil de ambulancia, y que deje sus instalaciones abiertas con la totalidad del personal, que atiende y ayuda a miles de vecinas y vecinos del barrio de Lugano 1 y 2, en un contexto tan delicado atravesado por la pandemia”.

El Cesac N° 3 está judicializado desde 2009 con una sentencia a favor de los vecinos y vecinas, en la cual se estableció que no debe cerrarse esta Guardia Médica hasta tanto no se termine el Hospital General de Agudos Cecilia Grierson. “Aunque hayan acelerado los tiempos para culminar las obras, el Hospital Grierson no cuenta con el equipamiento, ni personal acorde a las características del nosocomio, ni viene a suplir el trabajo que realizan las y los trabajadores del Cesac N° 3 hace tanto años”, señaló Roberto.

Por último el legislador expresó: “Conocemos el desinterés del macrismo por lo público. Vimos esta semana imágenes muy tristes donde en la puerta de esta legislatura la Policía de la Ciudad reprimió a los enfermeros y enfermeras que se manifestaban para que mejoren sus condiciones laborales. Y ahora el bloque oficialista se niega a dar respuestas por el cierre de la guardia del Cesac N°3".

Asimismo le recomendó al jefe de gobierno porteño "que escuche a las y los vecinos del sur de la ciudad, a los que en sus 13 años de Gobierno siempre han postergado".

Después de 15 años el Centro de la Salud Cecilia Grierson es oficialmente un Hospital
Después de 15 años, a mediados de junio, el gobierno porteño decretó que el Centro de Salud ubicado en la Comuna 8, Cecilia Grierson, se convierta en el primer Hospital de Agudos del sur de la Ciudad. Una deuda histórica con los vecinos de ese sector. Sin embargo, desde la comuna 8, lejos de festejar la creación del primer hospital de agudos, le pidieron al gobierno porteño que "cuide a los trabajadores, ya que hay falta de insumos y de personal médico".

Hace tiempo que los trabajadores denuncian "el vaciamiento" del viejo centro de Salud. "Así que, de la noche a la mañana, hoy tenemos un "Hospital de Agudos" en la Comuna 8, un hospital que no cuenta con personal, ya que el equipo de salud que atendía en los consultorios externos, fueron derivados a trabajar en la UFU que se erigió en el estacionamiento, lo cual redundó en algunos profesiones infectados de Covid-19. Tenemos un "hospital" prácticamente sin camas de internación, perdón, con 7 camas, de las 100 que tendría que tener", denuncian.

La construcción de un hospital en el barrio de Villa Lugano fue aprobado por una ordenanza de 1986, cuando el intendente de la ciudad era el radical Facundo Suárez Lastra. Desde aquel entonces hasta el 2005 no se tuvo noticias hasta que un fallo judicial ordenó al gobierno porteño cumplir con la ordenanza