ULTIMA SESION DEL AñO
10/12/2020
La Legislatura debate el Presupuesto "de ajuste" 2021
En la última sesión del año se tratará el Presupuesto de "contingencia" y con medidas transitorias, producto de distintas acciones impulsadas por el gobierno nacional.
La Legislatura porteña debatirá en la última sesión del año el Presupuesto "de ajuste" para el 2021. El total de gastos y recursos planificado para el año próximo es de $ 612.643.520.015, lo que representa aproximadamente un 40% de incremento nominal respecto del presupuesto 2020. Se pronostica para 2021 una inflación del 29% anual y un crecimiento económico del 5,5%.

Se trata de “un presupuesto de contingencia y con medidas transitorias, producto de distintas acciones impulsadas por el gobierno nacional que buscan afectar gravemente tanto la autonomía como las finanzas de la Ciudad de Buenos Aires”, afirmó el ministro  de Hacienda y Finanzas Martín Mura cuando presentó la partida ante los integrantes de Comisión de Presupuesto de la Legislatura.

Según un informe elaborado por el equipo del legislador  Matías Barroetaveña, analiza que el presupuesto que el Gobierno porteño presentó como de "contingencia” para el año próximo, plantea ajustes en áreas sensibles como salud, educación y vivienda, paraliza obras y crea y aumenta impuestos para pagar intereses de la deuda, proyecta un fuerte aumento en los gastos en publicidad y propaganda para "protección mediática".

Según el legislador del Frente de Todos Matías Barroetaveña, "Larreta hace macrismo explícito. Presupuesto deficitario con aumento de la deuda y del peso del los intereses, impuestazo a la clase media y mayor recaudación en multas con los 80.000 lugares pagos para estacionar. Todo echándole la culpa a los demás. En definitiva los porteños vamos a tener que pagar muchos mas impuestos para tener peor calidad de vida”.

De acuerdo al trabajo que dio a conocer el legislador porteño, el proyecto de presupuesto del GCBA para el año 2021 "subestima ingresos" y "aumenta impuestos a los clase media y a los sectores populares". Anuncia un déficit fiscal del 4% y recorta la inversión en obra pública ubicándola en un piso histórico de 14,8%". Además, destina 48.000 millones al pago de intereses de la deuda, que representan el 8 por ciento del presupuesto, y, según advierten , "como si fuera poco, castiga a los trabajadores ajustando sus salarios sin pensar en recomponer los más de 10 puntos perdidos en 2020".

De acuerdo al proyecto de presupuesto presentado en la Legislatura, el oficialismo estima para el año próximo 612.644 millones de pesos de gastos totales, para los que contará con 587.569 millones, lo que implica un déficit de 25.075 millones, es decir, un 4% del total del presupuesto. En este sentido, el informe del equipo del legislador señala que el aumento del gasto se estima en un 25,1%, mientras que los recursos totales crecerán un 40%. Y que "si se considera la Variación Real que incluye a la inflación, se observa un presupuesto de ajuste que contrae los Gastos Totales un 9,35%".

Con relación a los recursos, señalan que el gobierno porteño "busca implementar cambios impositivos como la eliminación de la exención al Impuesto sobre los Ingresos Brutos a las Leliqs y a las operaciones de pases, y la aplicación del impuesto a los Sellos a las tarjetas de crédito con una suba del 1,2%", porque, explican, "con estas medidas estiman poder recaudar unos 10.608 millones por IIBB de las Leliqs, 1.392 millones por operaciones de pases y 7.700 millones por Sellos".

En este sentido, el informe señala que el gobierno porteño propone "una mayor carga tributaria proyectando aumentos nominales promedio del 39,2% en los recursos tributarios". Y que entre los más importantes se encuentran: "IIBB (Ingresos Brutos) 44%, Inmuebles 59,1%, Patentes por 44,7% y Sellos 83%". A lo que se suma un aumento que alcanza un 268 % en las multas por mal estacionamiento que, con la puesta en vigencia de la nueva ley de estacionamiento medido, alcanzará a casi todos los barrios porteños ya que habrá 80.000 espacios tarifados para estacionar en la Ciudad.

El informe, además, advierte que "tomando datos de caída real, es decir descontando inflación proyectada", muchas áreas "esenciales muestran importantes caídas como, por ejemplo, Transporte -29,3%, Trabajo -20,8%, Vivienda -20,7% y Ecología -18,7%". A lo que se agrega el recorte en dos áreas esenciales y muy golpeadas este año por la pandemia de coronavirus: por un lado, como ya informó este diario, una poda en Educación, que cae 6,5 por ciento, aunque en el caso de la Infraestructura Escolar el Gobierno proyecta gastar un 63% menos que lo que tenía previsto en 2020. Por otro, en Salud, con un 5,8 por ciento de recorte.

Sin embargo, en este contexto de ajuste, Barroetaveña y su equipo remarcan que un dato llamativo es que "el gobierno local proyecta un aumento 30% para Publicidad y Propaganda, alcanzando los 2.407 millones de pesos, dinero con el cual se podría garantizar la compra de 7 millones de dosis de vacunas AstraZeneca contra la covid, permitiendo el acceso de todos los vecinos de la Ciudad a las dos dosis necesarias".

El aumento para el manejo de la pauta publicitaria que se da a los medios de comunicación, señalan, se concentra "en determinadas Jurisdicciones, es así que llegan al 50% en la Jefatura de Gabinete, 43% en el Ministerio de Justicia y 38,2% en la Jefatura de Gobierno. Sólo la Jefatura de Gabinete va a poder gastar el próximo año unos 1.301 millones de pesos en dinero destinado a Publicidad, un 54% del total" de dinero destinado a este rubro.

Otro punto que remarca el informe es que hay una "discriminación política en el presupuesto proyectado para la gestión comunal". De acuerdo a los datos, en las comunas 13 (Belgrano, Nuñez y Colegiales) y 14 (Palermo) se aumentó "un 82% y un 147%", mientras que los de las comunas 4 (Barracas, La Boca, Nueva Pompeya y Parque Patricios) y la 8 (Villa Soldati, Villa Lugano y Villa Riachuelo) cuyas juntas comunales son presididas por el Frente de Todos, los aumentos son muy inferiores (27% y 36%).

Barroetaveña resumió el panorama a este diario y dijo que "por un lado están subestimando ingresos porque con una reactivación de cinco, cinco y medio como se está calculando a nivel nacional en Ciudad y los impuestos asociados al consumo y los nuevos, se va a crecer más. Por otro, un tema que es preocupante y que es la causa del ajuste, es el tema de la deuda, que viene complicándose desde que son gestión en el año 2007. En ese entonces la deuda representaba el 0,8 por ciento del presupuesto, ahora es el 8 por ciento. Pasaron de 501 millones de dólares a 3120 millones. Hay que pagar 48.000 millones de pesos de interés y eso quita muchos recursos para otras cosas. Para poder cubrir el déficit y los intereses de la deuda ponen más impuestos, aumentan ABL, Patente y las multas por estacionamiento, y bajan recursos en Salud, Educación, Cultura, Trabajo, Vivienda. Pero no bajan la pauta publicitaria".

Y agregó que "además de la discriminación política en la distribución de los recursos, profundizan la desigualdad al castigar a las comunas más pobres que son las del sur de la Ciudad". Y concluyó que "con el aumento de impuestos, la paralización de obras y los recortes en áreas clave, los porteños vamos a tener que pagar mucho más para tener peor calidad de vida".