CALVARIO EDUCATIVO
28/01
Jardín maternal Ramos Mejía: crónica de un cierre anunciado
Una de las mamás que forman parte de la cooperadora de la comunidad educativa del Jardín Ramos Mejía, relató a través de las redes sociales el calvario que viven desde que el gobierno porteño intenta cerrar el espacio.
Un vez más la comunidad educativa del jardín del Hospital Ramos Mejía denuncia que personal del Gobierno de la Ciudad traslada elementos de la institución pese a contar con una orden judicial del juez Marcelo López Alfonsín que prohíbe cualquier tipo de mudanza.

Una de las mamas que conforman la cooperadora del maternal, utilizó su cuenta de Twitter para relatar el calvario que viven desde el año 2017 cuando el gobierno porteño comenzó a intentar cerrar sus puertas.
"Es una escuela infantil con capacidad para dar vacante a 350 chicos entre 45 días a 5 años. Funciona(ba) desde 1986 gracias a un convenio entre Salud y Educación. Los turnos, al ser un jardín de Hospital, eran 3 en un rango desde las 6 de la mañana hasta las 21hs".


"Los problemas comenzaron en el año 2017, cuando desde el Ministerio de Educación porteño se baja la orden de recortar los horarios. Para el año 2018 ya no se ofreció jornada completa (de 8 a 16) y se podaron los horarios de entrada y salida. Ahora funcionaria de 7 a 19hs".

"El problema fue que las familias se vieron perjudicadas con este recorte horario, ya que tenían que arreglárselas para dejar/retirar a sus hijos por el cambio intempestivo. También, si una familia tenia un nene en sala de 3 en J.C. ya no podría compartir turno con su hermanito".

"En abril 2018, y con el malestar en la comunidad por el recorte horario, una tormenta vuela el techo de las salas de 5, ubicadas en el segundo piso. Los niños debieron ser reubicados en el jardín de Venezuela 3200 hasta la reparación. Que por cierto venia mas lenta que Manuelita".

"En mayo y con cero respuesta, la comunidad se organizo para pedirle al Gobierno Porteño que arregle el jardín y de paso le hiciera reformas necesarias para su funcionamiento y que los chicos pudieran volver a su jardín. El GCBA decía que el jardín no se podía arreglar. Si".

"Ante la presión de la comunidad, se termina arreglando en vacas de invierno! (jul/ago) Nos entrevistamos con funcionarios de Infraestructura Escolar y de paso les mencionamos los arreglos que necesitaba el jardín. Al final, se pudo arreglar y quedo hermoso. Igual faltaban cosas".

"Los chicos de 5, los "egresaditos" pudieron volver a sus aulas y todo era paz y amor. Hasta que...en nov 2018 sale un comunicado del Ministerio firmado por María Susana Basualdo (Dir de Educ Inicial) avisando que se cierra el Lactario, y progresivamente, las salas de 1 y de 2".

"Dato curioso: la Sra. Basualdo fue Supervisora del Distrito sexto, y mama del Ramos! en fin..las vueltas de la vida. El año 2019 empezaría sin la sala de bebes, el famoso Lactario. Y ahí empezó el despelote...y menos mal!".

"Marchas, semaforazos, abrazos, pedidos de reunión con la ministra Soledad Acuña y Basualdo. Nos recibió a algunas familias, y nos dijo que teníamos que poner el hombro porque faltaban salas de 4 y 5. Como faltaban cursos, cerraban otros...le encuentran sentido? Yo no".

"Para hacerla corta, porque falta..muchas familias venían con la vacante conseguida gracias a los amparos judiciales, de la mano del grupo de litigio y de Vacantes para Todxs. Y se les ocurrió consultar para salvar el jardín vía judicial porque NADIE NOS DABA PELOTA".

"El Juzgado Nro 18 realizo una inspección ocular al jardín y fallo a favor de la comunidad: que el Ramos debia funcionar normalmente. El funcionario del Ministerio de Educación presente, le carcomía el cerebro al juez diciéndole que el edificio no daba para mas que había que cerrarlo".

"Por suerte quedan jueces probos que ni locos darían el aval para cerrar escuelas. Pero les aviso que en el Ministerio de Educación porteño no piensan igual. El juez nos acompaño y el GCBA tuvo que ofrecer la inscripción al Lactario. 15 antes del inicio de clases. Tardaron un poco".

"Felices, 2019 nos encontró con el Lactario abierto. Tuvieron que dar marcha atrás. Nos unimos todos: familias, trabajadores del Hospital, gremios, docentes. Lo que no imaginábamos era que se venia la secuela".

"A fines del 2019, verbalmente anuncian que el Jardín de Creación de Catamarca 342, que ofrecería nuevas vacantes para el barrio, sera el reemplazo del Ramos, con la decisión de cerrar (nuevamente) el edificio. Y de no crear una sola nueva vacante p el barrio".

"Endulzaron los oídos diciendo que seria un edificio nuevo, mas lindo. Y que el edificio del Ramos "ya no daba para mas" Claro, porque no invertían. Les suena ese relato? Lo publico "no da para mas"? Muy noventoso. En diciembre 2019 trasladan a los docentes al nuevo edificio. En obra".

En marzo 2020 no terminaban la obra y no se podia empezar. Pero olvide un detallecito, lo que decía Horacio Rodríguez Larreta durante el conflicto del 2018. Estábamos contentos porque America TV nos vino a entrevistar. Pero no salimos. Solo las imágenes y la srta en vivo del Jefe de Gobierno".
"Después de ese video, vino el fallo que reabrió la sala de lactarios. Volviendo a febrero 2020..el edificio nuevo estaba buenísimo. Pero cerraron el otro jardín, dejando el edificio y lo que había en su interior abandonado, la mayoría comprados por la cooperadora".

"Nueva cautelar, otra vez ganada por la comunidad: el 3/3/20, tras una rigurosa inspección con peritos e inclusive del cuerpo de Bomberos de la Ciudad, dictaminan que el jardín del Ramos debe ARREGLARSE y REABRIRSE".

"El 3/3/2020 le daban 10 días hábiles al Gobierno Porteño para que se arregle y se reabra el jardín del Ramos, y que la escuela nueva siga siendo "de creación" (dando mas vacantes). Y que paso? Vino el covid. Y cuando se retomo la obra publica, se olvidaron de cumplir la orden judicial".

"Al haber una cautelar vigente, Ministerio de Educación no podía tocar el jardín para continuar la mudanza al nuevo edificio. Y paso que fueron igual. Yo vivo cerca y me avisaron. Y fui con mi nena porque no tenia con quien dejarla". 

"Mi nena ya egreso del Ramos. Para nosotras, es mucho mas que un simple jardín. Es nuestra segunda casa. Pasamos momentos maravillosos. Fui cooperadora y trabajamos para levantar el edificio. Sean cooperadores, es lo mas lindo del mundo".

"Basta de cháchara. El día que fueron a desvalijar el jardín, otra vez se armo despelote. Estábamos esperando que cumplan la orden judicial antes del inicio del año lectivo en medio de esta pandemia Y no. Fueron a mudar cosas. Lo dejaron vacío por lo que vi de afuera".

"Atacan el jardín del Ramos porque la mayoría somos familias con nenes chiquitos (la mía ya tiene 6), q nos cuesta salir a la calle a luchar. Pero con nosotros, se equivocaron. No vamos a parar hasta que reacondicionen y reabran ese jardín. Ya estamos esperando que se termine la feria".

"El trasfondo de este conflicto (creo yo) tiene que ver con: la caída del presupuesto a escuelas publicas en simultaneo la suba a privadas, y el plan de que los chicos vayan a los CPIs (centro de 1° infancia) que no son escuelas. Si Rosario V Peñaloza los viese...".

La comunidad educativa denuncia que la ministra de Educación Soledad Acuña busca vaciar y trasladar el jardín maternal en otro intento de achicar la educación pública, pese al reclamo de las propias familias y la orden judicial.
 
El conflicto es de larga data, el gobierno porteño quiere mudar el jardín pero las familias se oponen ya que aseguran que eso dejará sin vacantes a 350 niños y niñas que lo necesitan.
 
En marzo del año pasado, la Justicia ordenó al jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, y a la ministra de Educación Soledad Acuña, a "que arbitren los medios necesarios a fin que se realicen las obras pertinentes para garantizar la seguridad en el edificio de la calle Venezuela 3158”.
 
“A casi un año de la resolución judicial, el Gobierno porteño, no solamente no cumplió con el fallo sino que hace todo lo contrario a la orden de la justicia porteña”, declaran desde la comunidad educativa.
 
El jardín del Ramos Mejía es uno de los jardines maternales y hasta 5 años que existen en los hospitales públicos y donde tienen prioridad los hijos e hijas de las trabajadoras y trabajadores de la salud, pero que también reciben alumnos de familias del barrio. El Gobierno porteño quiere cerrar el jardín y trasladarlo a otro que se está terminando de construir en la Manzana 66, producto de la lucha de los vecinos, quitando gran parte de las vacantes al jardín nuevo, que dejaría de sumar oferta educativa al barrio para simplemente absorber el cierre de otro jardín.
 
El juez López Alfonsín inspeccionó el jardín para constatar que no hay ningún problema insalvable para que siga funcionando en ese edificio, que está en la manzana del hospital, pero tiene una entrada independiente. En 2019, el mismo juez había ordenado reabrir el lactario.