INICIO DE SESIONES
01/03
A pesar de las críticas, Larreta anunció la puesta en marcha de la UniCABA
Así lo anunció durante la inauguración del nuevo año parlamentario e insistió en que “vamos a jerarquizar la formación docente y darle un rango universitario”. Durante su discurso lanzó críticas al Ejecutivo Nacional por el recorte en la coparticipación y brindó información sobre su gestión en pandemia.

Luego de que las redes sociales estallaran en su contra por haber inaugurado el año parlamentario por Zoom ya que se encuentra aislado tras sus vacaciones en Buzios, Horacio Rodríguez Larreta anunció que este año comenzará a funcionar la UniCABA para “jerarquizar la formación docente y darle un rango universitario”. 

De esa manera señaló que “esto les va a permitir a los docentes tener más y mejores herramientas en el aula, y también capacitarse a futuro con posgrados, maestrías y doctorados que les permitan ascender en su carrera” y consideró que “los chicos del futuro necesitan docentes del futuro, necesitan también de todos estos proyectos que mencioné recién para estar bien preparados y en sintonía con las habilidades que demandan los trabajos del futuro”. 

Por otro lado, el jefe de Gobierno porteño se refirió a la gestión que viene desarrollando en los últimos meses y destacó el fortalecimiento del sistema de salud: “compramos, entre marzo y abril, todos los insumos que teníamos planificados para el resto del año”, señaló y precisó que “se incorporaron 450 camas de terapia intensiva, todas con su respirador y sus monitores, 1.500 de internación general y se contrataron más de 50 hoteles para contar con 5.000 camas disponibles para los contagiados asintomáticos o que tuviesen síntomas leves”.

“También se sumaron 5.900 trabajadores de la salud, se compraron siete ambulancias para el SAME equipadas con la mejor tecnología, se incorporaron más operadores para atender la Línea 107, y se armaron 22 Unidades Febriles de Urgencia anexas a los hospitales para que las personas con síntomas se atendieran ahí”, aseveró y recordó que “desde el primer día, también, hicimos de la cooperación con el Gobierno nacional y el de la provincia de Buenos Aires uno de los ejes centrales de la gestión de la pandemia. Porque trabajar en conjunto es vital para cuidar a los millones de argentinos que viven en el Área Metropolitana de Buenos Aires, y porque el diálogo es lo que necesitamos para salir adelante”. 

A su vez informó que a través de la Ley de Emergencia Económica, se destinaron recursos a las áreas esenciales: a las del Ministerio de Salud, a las de Desarrollo Humano, a las de Seguridad y a las de Comunicación y Medios, además de readaptar las funciones de 10.000 empleados para dar apoyo donde más se necesitaba. “Gracias a esto pudimos dar respuesta a los distintos desafíos, como por ejemplo el cuidado de los adultos mayores. Para esto armamos una red de voluntarios con las familias, los encargados de edificio y vecinos para contenerlos y darles asistencia logística para que no tuvieran que salir a la calle y exponerse al virus”, explicó. 

En cuanto a la estrategia sanitaria, el Jefe de Gobierno porteño destacó “el riguroso plan basado en tres pilares”: rastrear, testear y aislar y hacer seguimiento de contactos estrechos. En este punto remarcó el operativo DetectAR y el plan de testeos preventivos para cuidar al personal de la salud, de los geriátricos, los policías, los agentes de tránsito y los trabajadores de Desarrollo Humano.

“Esta estrategia nos permitió contener la situación sanitaria y que la curva empezara a bajar en septiembre. Pero aún con la curva descendiendo, sabíamos que los desafíos no se habían terminado”, precisó.

Por eso se armó un plan específico de testeo a turistas con la creación de siete centros de testeo (Ezeiza, estación Dellepiane, CEC, edificio de la Munich, Costa Salguero, La Rural y una unidad móvil en Callao y Tucumán) para que todos aquellos que se fueran de vacaciones o llegaran a la Ciudad para pasar unos días pudieran hacerlo de manera cuidada. Ante el regreso de las clases presenciales también se expandió el plan de testeos para que los trabajadores de la educación pudieran testearse cada 15 días.

Hasta la actualidad, la Ciudad de Buenos Aires ya realizó casi 2.500.000 test totales.


La crisis económica y la denuncia por las vacunas

Durante la apertura de sesiones, Larreta reconoció que uno de los desafíos más importantes para el futuro es avanzar con la vacunación: “tenemos que continuar con el Plan de Vacunación que estamos llevando adelante siguiendo con estricta rigurosidad el cronograma de grupos prioritarios establecido por el Gobierno nacional”. En la Ciudad ya se aplicaron 132.491 vacunas: 31.199 personas ya recibieron las dos dosis y 70.093 la primera de ellas.

En total son 180 puestos extrahospitalarios públicos, 45 puestos de obras sociales distribuidos en toda la Ciudad, y 8 equipos móviles. Además, más de 1.200 profesionales fueron capacitados por el Ministerio de Salud porteño para aplicar la vacuna.

En lo referido al plan para el 2023 como respuesta a un contexto desafiante, señaló que “la pandemia generó una caída de la actividad económica que afectó al mundo, a nuestro país y a la Ciudad, lo que impacta en la recaudación y nos desafía a ser más eficientes que nunca en la gestión de los recursos”.

A esto, Rodríguez Larreta le sumó que en septiembre del año pasado el Gobierno nacional le quitó a la Ciudad parte de los recursos de coparticipación que le corresponden constitucionalmente.

Desde el día del decreto hasta el 31 de diciembre del 2020 estos recursos representaron 13.000 millones de pesos menos para la Ciudad, a un ritmo de 150 millones de pesos menos por día. Para este año, el monto iba a ascender a 53.000 millones de pesos. Pero como al decreto se agregó una ley para quitarle a la Ciudad más fondos, la quita para el 2021 se proyecta en 65.000 millones de pesos.

“Frente a esta quita intempestiva e inconsulta, ya dejé clara mi posición: tenemos que tomar las decisiones en base al diálogo y al consenso, esa es mi convicción. Por eso decidimos presentar una demanda en la Corte Suprema de Justicia para defender los recursos de los argentinos que viven y visitan la Ciudad”, sentenció.