11/03
A tres años de su asesinato, la Ciudad homenajeará a Marielle Franco
Los diputados de la Ciudad aprobaron la colocación de una placa en su honor en la estación Río de Janeiro de la Línea A de la red de subterráneos.
A pocos días de que se conmemorara el Día Internacional de la Mujer, la Legislatura de la Ciudad homenajeará a la concejala de Río de Janeiro por el Partido Socialismo y Libertad (PSOL), Marielle Franco, a tres años de su asesinato. Es por ello que colocarán una placa en su memoria en la estación Río de Janeiro de la Línea A de la red de subterráneos. 

La placa en cuestión llevará la leyenda: “en memoria de Marielle Franco (1979 – 2018)  Concejala de Rio de Janeiro. Defensora de los derechos humanos y la comunidad LGBTIQ+, asesinada el 14 de marzo de 2018”. 

En los fundamentos de la medida –que es de autoría de María Bielli (FdT)- aseguró que “los indicios y el contexto permiten calificar como un crimen político; un crimen de odio, planificado por sectores conservadores de las fuerzas de seguridad -de la policía e inclusive del Ejército-. Motivado tanto por razones políticas, con el objetivo de promover un endurecimiento del régimen instaurado tras el golpe parlamentario de 2016, como por el hecho de que Marielle representaba todo aquello que estos sectores denostan: mujer, feminista, lesbiana, negra, favelada, socialista, activista de derechos humanos”. 

Al mismo tiempo que señalaron que “no resulta menor destacar que como política brasileña, ocupaba la banca de concejala en representación de los/as 46.000 cariocas que la votaron, y que había osado quebrar la regla que dice que ‘esa clase de personas’, en Brasil, no puede disputar el poder”.

Marielle Franco se recibió de Socióloga en la Pontificia Universidad Católica de Río de Janeiro, donde logró ser becada. Había sólo dos alumnas negras -en un país donde el 54,9% de las personas se reconocen como negras y pardas-. Luego hizo un máster en Administración Pública. Su tesis, “UPP: el reducir la favela a tres letras”, analiza las problemáticas de las Unidades Policiales de Pacificación instaladas en las comunidades desde el 2008. Fue profesora, trabajó en el Centro de Acciones Solidarias de Maré (CEASM) y la Brasil Foundation. Afiliada al Partido Socialismo y Libertad (PSOL), coordinó la Comisión de Defensa de los Derechos Humanos y la Ciudadanía de la Asamblea Legislativa de Río de Janeiro.

“Solo en Brasil, las cifras son contundentes: un promedio de 75 activistas de derechos humanos y ambientales mueren por año en el país. Cerca de 40 concejales e intendentes o ex intendentes fueron asesinados en todo el territorio nacional el mismo año que mataron a Marielle. En la campaña para las elecciones de 2018 -en las que ella esperaba presentarse para el cargo de vicegobernadora- 79 candidatos fueron asesinados”, sentenciaron.