REGRESO A CLASES
29/03
Tras la muerte de un docente por Covid, Ademys realizó un paro
Desde el sindicato docente aseguraron que el fallecimiento de ese trabajado tuvo que ver con “la apertura irresponsable del ciclo lectivo” y advirtieron acerca que desde el comienzo de las clases aumentó un 50% los casos de Covid positivo en la Ciudad.
Luego de que se conociera el fallecimiento del docente Jorge Langone a causa del coronavirus, desde el sindicato docente Ademys convocaron este lunes a un paro de 24 horas, dado a que consideraron que el deceso de ese trabajador se debió a la “apertura irresponsable” del ciclo lectivo en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. 

En ese sentido la secretaria general del sindicato, Mariana Scayola, explicó en diálogo con El Destape Radio que “vamos a estar en un paro, y a las 14 daremos una conferencia de prensa en la puerta del colegio donde trabajaba Jorge” y remarcó que lo ocurrido se vincula “con una apertura irresponsable del ciclo lectivo. Es el reflejo de una política aperturista en general del Gobierno de la Ciudad, y en particular en educación”.

Asimismo señaló que “aumentó un 50% la cantidad de casos positivos en la Ciudad desde que volvieron las clases” y precisó que este es “el alerta” que su gremio ya había mencionado “en su momento”.

“Jorge llegó a ir un día a la escuela, por lo que no podemos decir que se contagió en la escuela, pero lo que sí pasa es que ya tenemos docentes que a su vez contagiaron familiares”, señaló Scayola y aseguró que “Jorge es el primero, pero no podemos decir que vaya a ser el último”.  

Al rememorar las advertencias que había lanzado desde el sindicato, recordó que ellos abogaban por una “presencialidad acotada y con protocolos cuidados”, sobre todo teniendo en cuenta que “la actual situación del transporte público está poniendo en riesgo a todos”.

Además cuestionó la actitud de la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, al recordar que “los últimos dichos de Acuña eran que estaba todo bien, que esto era un triunfo y que estaba pensando incluso flexibilizar los protocolos”.

“Existen presiones para que no se aíslen las burbujas y que todo continúe igual”, advirtió y concluyó señalado que “lo que está pasando es porque se volvió a la presencialidad sin inversión”.