SESION
08/04
Tras un tenso debate, el oficialismo aprobó una Ley para fomentar la participación ciudadana
La normativa planea fomentar y propiciar dicha participación en la Ciudad de Buenos Aires, a fin de “fortalecer la toma de decisiones relacionadas a las políticas y acciones de Gobierno”. No obstante, la oposición porteña advirtió que no se garantiza la escucha a los vecinos.
Luego de un extenso y tenso debate, la Legislatura de la Ciudad sancionó una Ley de Participación Ciudadana que busca consagrar el espíritu de la participación ciudadana el distrito mediante una ley orgánica que busca preservar y fomentar el ejercicio de los derechos de participación tanto para los mecanismos ya existentes como para aquellos que pudiesen crearse en el futuro. Sin embargo, desde la oposición aseveraron que no se garantiza la escucha a los vecinos. 

La medida en cuestión fue impulsada por la oficialista Lucía Romano (VJ) y recibió 39 votos positivos, todos los cuales corresponden a Vamos Juntos y sus aliados –UCR-Ev, Partido Socialista, GEN y Consenso Federal-, y 21 en contra de los bloques Frente de Todos, PTS, FIT y Autodeterminación y Libertad. 

La normativa establece los principios de la participación para los mecanismos ya existentes en la Constitución de la Ciudad de Buenos Aires (artículos 61 al 67) y la Ley de Comunas N° 1777/05 (artículos 33, 34 y 38) así como para la participación ciudadana a través de mecanismos que se creen en el futuro, mediante leyes que regulen su ejercicio, y la promuevan en todos los asuntos de interés público.

Para fomentar esta participación, el Gobierno podrá implementar: programas de formación para la ciudadanía; para el personal al servicio de la Administración Pública; y medidas de concientización y difusión. 

Durante el debate en el recinto, la autora del texto y vicepresidenta de la Comisión de Descentralización y Participación Ciudadana indicó que  “la participación de la ciudadanía en los asuntos públicos es el objetivo primordial propuesto por la presente Ley. No se pueden hacer políticas pensando en los ciudadanos sino se deja que ellos mismos se involucren en el proceso. Es por eso que mediante esta Ley se promueven políticas más participativas”. 

“La finalidad última de la participación es propiciar condiciones para que todos los ciudadanos tengan las mismas oportunidades de opinar, expresar y dar a conocer su perspectiva en los asuntos públicos, en condiciones de igualdad. Facilitando su participación en el diseño y evaluación de las políticas públicas, garantizando la información y la transparencia de su actuación, y diseñando estrategias en un marco de administración gubernamental idóneo”, aseguró. 

No obstante el legislador del Frente de Todos (FdT) Leandro Santoro refutó al oficialismo y consideró que “este proyecto podría ser una declaración porque, si bien todos coincidimos en que tiene que haber una herramienta de este tipo, hay que dar debate en la forma en la que se garantizará esa participación” e insistió en que “tenemos que empoderar a los ciudadanos en el ejercicio de su participación ciudadana, para esto se necesita voluntad política por parte del Gobierno y las prácticas de este Gobierno están lejos de esto”. 

En ese mismo sentido Marta Martínez (AyL) detalló que “desde AyL votamos en contra de este proyecto porque rechazamos la concepción que tienen estas instituciones, nosotros peleamos para que el pueblo trabajador sea el que tome las decisiones; ahora, con esto, se le da participación pero es el Gobierno quien decide finalmente… es decir, participar podría no servir de nada si hay intereses que van más allá”. 

“¿Se escuchó a los que rechazaban la UNICABA? ¿Se escuchó a los enfermeros que pedían ser incorporados a la carrera profesional?”, lanzó. 

Sin embargo el diputado de la UCR-Ev Martín Ocampo advirtió que “esta ley tiene dos puntos importantes a resaltar ya que muestran la forma en la que tenemos que trabajar: el primero es el de la interpretación dinámica de la Constitución, la cual tiene que ir en función del tiempo histórico en que estamos y esta Ley moderniza los mecanismos de participación ciudadana” y subrayó que “el otro de los aspectos es el de la incorporación de la tecnología como parte del proceso en la toma de decisiones”. 

Finalmente, el diputado del FIT Pablo Almeida precisó que “no acompañamos este proyecto,  que nos resulta llamativo que una Legislatura que, en medio de la crisis sanitaria que se vive en nuestra Ciudad, esté debatiendo sobre participación ciudadana cuando no avanzó con ninguna medida que asista a las familias que están atravesando muchas dificultades económicas” y concluyó aseverando que “nos dicen que tenemos que esto es un avance y que tenemos que apoyarlo, cuando sabemos que todo los proyectos nunca se debaten con el pueblo trabajador”.