PREOCUPACION
13/04
Falleció otro trabajador del subte por Covid 19
Con esta nueva muerte ya suman nueve trabajadores fallecidos por esta causa, por lo que los empleados exigieron que Metrovías aplique los protocolos corresponden para evitar la propagación del virus.
Los trabajadores de la red de subtearrenos denunciaron el fallecimiento de Luis Pasquín, un empleado que se desempeñaba en la línea D, a causa del Covid 19, por lo que se convirtió en el noveno trabajador que fallece por esta esta causa desde que inició la pandemia. Debido a esto los operarios reclamaron que Metrovías implemente las medidas correspondientes para evitar la propagación del virus. 

Cabe recordar que desde que comenzó la pandemia se contagiaron en el subte 431 trabajadores, de los cuales 359 ya se recuperaron mientras que el resto se encuentran atravesando el virus o aislados. 

En este contexto Facundo Vivono, un trabajador de la línea D de Subte, indicó que “no nos terminamos de recuperar de la pérdida del compañero Jorge Pacci, que falleció hace unos días a causa del asbesto en el subte, que nos enteramos lo de Luís. Y la bronca se resiente porque Metrovías viene sin respetar los protocolos, rompiendo las burbujas, y exponiendo a los trabajadores y a los usuarios del subte” y destacó que “en el medio de la segunda ola, donde cada día se rompe records de contagios, la empresa nos deja a los trabajadores expuestos, sin ningún control, compartiendo los espacios. Incluso frente a casos estrechos entre compañeros con covid-19, la empresa quiso dejar aislado a un trabajador en la boletería”.

Asimismo afirmó –en diálogo con La Izquierda Diario- que “cuando los trabajadores nos resistimos a esto y a qué la empresa haga volver a trabajar a los mayores de 60 años, la respuesta de Metrovías es la persecución. Como en caso de los delegados de la línea B, que se inició una causa judicial para sacarles los fueros y despedirlos, luego de una medida de los trabajadores en reclamo de cuidados necesarios para la salud”.

“Mientras Metrovías pone en riesgo a los trabajadores y a los usuarios sin protocolos para seguir obteniendo las ganancias, el boleto aumentó en marzo, y en abril vuelve a subir hasta los 30 pesos. Lo que expone claramente las prioridades de la empresa y la complicidad del Gobierno de la Ciudad para conseguirlas”, añadió y concluyó señalando que “por todo esto exigimos, basta de muertes obreras. Basta de compañeros que mueren por ir a trabajar. Si somos esenciales, y nunca paramos en la cuarentena, tendríamos que ser uno de los grupos prioritarios en ser vacunados”.