REUNION EN OLIVOS
16/04
Sin acuerdo: Fernández ratificó que las clases presenciales serán suspendidas
El presidente de la Nación y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, estuvieron reunidos en la Quinta de Olivos por dos horas. “Entiendo la preocupación del Jefe de Gobierno, y la comparto, pero yo tengo una responsabilidad y la voy a hacer cumplir”, manifestó el mandatario.
El jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, y el presidente de la Nación, Alberto Fernández, mantuvieron una tensa reunión en la Quinta de Olivos en la que intentaron llegar a un acuerdo acerca de mantener la presencialidad de las clases; no obstante no hubo consenso y el máximo mandatario aseguró que la suspensión de la presencialidad se mantendrá hasta fines de abril.

Mientras el alcalde local se encontraba reunido con el presidente, el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, mantuvo un encuentro con el secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello, en otra sala.
 
Es así que tras la reunión Alberto Fernández realizó una conferencia en la que aseguró que lo dispuesto en el decreto presidencial se mantendrá, por lo que la suspensión de la presencialidad en los colegios comenzará a implementarse a partir de este lunes. “Los datos científicos dan cuenta que el problema no ocurre en los colegios, sino que detrás de la presencialidad de alumnos se genera todo un movimiento social que incrementa mucho la circulación ciudadana”, señaló e insistió en la necesidad de reducir la circulación por un plazo de dos semanas. 

Por lo que aseguró que “la saturación de camas en la ciudad de Buenos Aires es realmente preocupante” y manifestó que “ninguno de nosotros quisiera frenar la presencialidad. Nuestra idea es reducir drásticamente la circulación en las próximas dos semanas. Eso le expliqué al jefe de Gobierno, no es un acto de altanería ni prepotencia”. 

Sobre esa misma línea, el presidente aseguró que espera que para el 30 de abril “hayamos ganado el tiempo necesario para parar los contagios de coronavirus y vaciar las camas” y recordó que su propuesta es la de”15 días de shocks y parar la circulación y el relajamiento social”. Además ratificó la continuidad en el cargo del ministro de Educación, Nicolás Trotta. 

Al mismo tiempo que insistió en que “las leyes se hacen para ser cumplidas, a los que no les gustan (las medidas adoptadas para mitigar los contagios de coronavirus) que recurran a la Justicia” y lanzó con dureza: “a mí la rebelión, no. En un estado de derecho las leyes se cumplen. No estoy para tolerar la indisciplina de muchos restaurantes colmados de gente”. 

A su vez cuestionó con dureza la postura de Larreta, a quien acusó de ser “muy injusto, ingrato y se equivocó” con sus declaraciones de este jueves en el marco de una conferencia de prensa.” Estaba muy exaltado hablándole a su público. Lo que dijo es mentira”, sentenció.