19/04
Para Recalde “quieren hacer fracasar la política de combate al Covid”
El presidente del PJ porteño cuestionó la postura del Gobierno de la Ciudad al respecto de la presencialidad de las clases, dado que consideró que Larreta está “tratando de sacar rédito político tan cerca de las elecciones”.
El senador nacional por el Frente de Todos y presidente del PJ de la Ciudad, Mariano Recalde, advirtió que la postura del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodriguez Larreta, de insistir con la presencialidad de las clases tiene que ver con una intención de “hacer fracasar” la política nacional de combate de la pandemia del Covid 19 y advirtió que busca “sacar rédito político tan cerca de las elecciones”. 

En ese sentido, el legislador explicó que “no hay otra explicación para la posición tan agresiva, tan confrontativa, del Gobierno de la Ciudad, que la intención de Patricia Bullrich y Mauricio Macri de confrontar, de hacer fracasar esta política de combate al Covid y tratar de sacar rédito político tan cerca de las elecciones” y resaltó que “no hay otra explicación del cambio rotundo que llevó a Larreta a ponerse de la vereda de enfrente, con medidas tan similares a las que el año pasado acompañaba”. 

“Sobre todo teniendo en cuenta que Diego Santilli hace apenas dos meses dijo que si había una segunda ola iban a tener que suspender la presencialidad”, manifestó en declaraciones a Télam Radio y resaltó que la llegada de la segunda ola de la pandemia “obliga a tomar decisiones provisorias con un plazo concreto que no son las más simpáticas pero que se toman en función de los datos epidemiológicos, que son gravísimos: alarmantes en el AMBA y particularmente en la ciudad de Buenos Aires”. 

Además, Recalde señaló que las decisiones tomadas por el Gobierno nacional están en línea “con las que se tomaron en el resto del mundo, los países de Europa, en América Latina también, en Uruguay, Chile, en Francia, en Italia, en Alemania” y concluyó señalando que “la verdad, no se entiende la posición del Gobierno de la Ciudad de oponerse tan fervientemente a una restricción tan acotada, de sólo dos semanas que implican 10 días de clases que, en general, son la mitad presenciales y la mitad virtuales, porque todavía hoy no se recuperó la presencialidad total”.