SIGUE LA DISPUTA
30/04
Nación suspende las clases presenciales, Ciudad insiste con la “presencialidad cuidada”
El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, manifestó la “necesidad de mantener las clases presenciales” y aseguró que si se cumplen los protocolos “no se generan contagios significativos”.
A pesar que el presidente de la Nación, Alberto Fernández, anunció este viernes que se suspenderán las clases presenciales hasta fines de mayo, el ministro de Salud de la Ciudad de Buenos Aires, Fernán Quirós, insistió en la necesidad de mantener la presencialidad de las clases y advirtió que si se cumplen los protocolos “no se generan contagios significativos”.

En ese sentido el funcionario afirmó, unos pocos minutos antes de que el presidente anunciara las nuevas restricciones, que desde la Ciudad seguirán dialogando durante la jornada de hoy con el Gobierno nacional para “buscar alternativas” que permitan mantener la presencialidad. 

“La presencialidad cuidada, cumpliendo los protocolos, no generó contagios significativos”, manifestó Quirós y reafirmó así la postura del distrito, que a contramano de lo establecido por el Ejecutivo Nacional y lo ordenado por la justicia, decidió sostener en el distrito la presencialidad, cuando para el AMBA se había establecido que las clases debían ser virtuales, como una las medidas sanitarias para frenar el exponencial crecimiento de los casos de coronavirus.

Por lo que aseguró que tras analizar “el planteo del Gobierno nacional sobre la llegada a la escuela, propusieron alternativas, como para que la presencialidad no agregue ningún riesgo” y destacó que “vamos a seguir dialogando el día de hoy, seguiremos dialogando y buscando alternativas, que es lo mejor que podemos ofrecerle a la ciudadanía”. 

Además indicó que “vamos a pedir intensificar los cuidados, orientando las medidas a los lugares donde ocurren los contagios y no en general, sino en particular. Por eso defendemos algunas cuestiones de continuar y proponemos otras cuestiones de restringir”. 

Al mismo tiempo que concluyó defendiendo la vacunación de referentes que trabajan en los barrios populares al explicar que “los trabajadores de los barrios territoriales cuando se enferman son una catástrofe para los barrios en los cuales trabajan”.