CONFLICTO CON NACIóN
03/05
A la espera de que la Corte defina, Santilli y Acuña volvieron a defender la presencialidad
El vicejefe de Gobierno porteño y la ministra de Educación insistieron en continuar con la presencialidad en el nivel inicial y primario, aunque advirtieron que permanecerá el cierre para los mayores de 15 años ya que “tienen mayor capacidad de adaptarse a la virtualidad”.
Mientras aguardan a que la Corte Suprema de Justicia dictamine, el vicejefe de Gobierno de la Ciudad, Diego Santilli, y la ministra de Educación, Soledad Acuña, volvieron a insistir con la necesidad de mantener la presencialidad de las clases para los menores de 15 años, mientras que los últimos años del secundario si mantienen la virtualidad. 

En ese sentido, Santilli explicó que “no estamos buscando ninguna confrontación: tomamos una medida que restringe la circulación en 620 mil personas con el objetivo de reducir la circulación y sostener la educación” y remarcó que “la decisión de mantener la primaria está signada en función de las cercanías, ya que en la secundaria no es lo mismo porque los más grandes tienen mayor capacidad de adaptarse a la virtualidad”.

Sobre esa misma línea manifestó –en diálogo con Radio Mitre- que “los chicos de más de 15 años en la curva tienen mayor contagios que los más chicos, crece más a medida que crece la edad”. 

Además remarcó que se cerraron 18 accesos en la Ciudad “para facilitar el control y trabajar en bajar la circulación porque lo que está sucediendo es que venimos de 2.200 casos y el sábado estamos en 2.400 y si bien estamos en un amesetamiento, la tensión está” y afirmó que “el objetivo de esta etapa es tratar de disminuir la circulación. El objetivo es la no circulación de 20 a 6 de la mañana para evitar la circulación y después el transporte público sólo para esenciales”. 

Por su parte, Acuña destacó que “vamos a acatar el fallo de la Corte porque las normas son para cumplirse” y admitió que “hay marcos de consensos» con el Gobierno nacional respecto a las medidas para enfrentar la segunda ola, seguimos con diferencias en la educación presencial”.

Respecto a la relación con el Gobierno nacional, la ministra porteña manifestó que “seguimos con diferencias en la educación. Nosotros sostenemos que es clave, que es lo último que hay que resignar con la máxima presencialidad posible” y concluyó señalando que “hay que generar soluciones sobre todo en lo que está alrededor de la escuela: la escuela no es el lugar de contagio porque de hecho han bajado la cantidad de contagios aun sosteniendo la presencialidad”.