07/05
La izquierda volvió a reclamar que se liberen las patentes de las vacunas del Covid 19
El dirigente del PO Gabriel Solano se refirió a los anuncios de Biden, la Unión Europea y Putin sobre la liberación de las patentes y la necesidad de avanzar en la producción y vacunación real de la población como la medida más urgente para enfrentar la pandemia.
Luego de que Estados Unidos, Rusia y la Unión Europea se trenzara en una discusión al respecto de la liberación de las patentes de las vacunas del coronavirus, el dirigente del Partido Obrero (PO) Gabriel Solano insistió en la necesidad de que se liberen para poder avanzar con la inmunización de la población mundial. 

En ese sentido afirmó que “el anuncio de Biden sobre la liberación de patentes se contrapone con la primera resolución que tomo en su asunción. Prorrogó una resolución de Trump que impide la exportación de vacunas y todo tipo de insumos para combatir el Covid” y señaló que “lo que hace que las vacunas que producimos en Argentina y terminan siendo envasadas en EE.UU. después nunca vuelvan al país. Las vacunas, al ritmo actual, para algunos países llegarían recién en 2024 lo que es peligrosísimo incluso para los países que ya vacunaron”. 

Sobre esa misma línea precisó que “en la India hay una crisis sanitaria tremenda siendo ellos los principales productores de vacunas del mundo. Dejaron de exportar y se produjo un desabastecimiento. Los grandes laboratorios no están dispuestos a invertir de modo tal que permita abastecer las necesidades de la población mundial” y remarcó que “los anuncios de la Unión Europea y Biden dan cuenta de que la suspensión de las patentes depende de las condiciones que impongan los laboratorios”. 

“Además, aparece una disputa entre estados por la división del mundo. Lo que hace que esta resolución sea muy lenta cuando estamos a contra reloj contra un virus que no para de mutar. La OMS habilitó a que cualquier modificación mínima se pueda patentar. Mientras la financiación para el desarrollo de las vacunas fue en gran medida de los estados, es decir un financiamiento público. También la investigación científica sobre las vacunas en buena parte ya estaba desarrollada, no parte de cero”, aseguró y remarcó que “entonces el patentamiento termina convirtiéndose en la apropiación privada de un conocimiento público. Por todo esto no puede depender de las condiciones de los privados la liberación de las patentes”. 

A su vez Solano consideró que “si se aplicara de inmediato la liberación de las patentes sería un avance porque podríamos terminar de envasar las vacunas de AstraZeneca que se producen en el laboratorio de Sigman. La ministra Vizzoti dijo que no se pueden envasar acá lo que se contradice con el anuncio de Richmond que va a envasar Sputnik en el país” y concluyó sentenciando que “desde el Frente de Izquierda ya habíamos presentado un proyecto donde dice que en los laboratorios públicos de Córdoba y La Plata se pueden envasar perfectamente con una inversión del Estado. Hay que avanzar en un plan de vacunación real, tenemos las condiciones científicas y tecnológicas para hacerlo”.