POLEMICA
29/05
Duros enfrentamientos entre el oficialismo y la oposición por el caso Chocobar
Mientras para los primeros la sentencia de Luis Chocobar fue un acto de injusticia, para los segundos el fallo avaló el “gatillo fácil”.
Luego de que se conociera la condena a Luis Chocobar por haber asesinado a un delincuente que había apuñalado en reiteradas ocasiones a un turista extranjero para robarle una cámara de fotográfica, los legisladores porteños del oficialismo y la oposición mantuvieron una dura confrontación en las redes sociales al respecto de la sentencia contra el policía. 

En ese sentido el vicejefe de Gobierno porteño y titular del Ministerio de Seguridad, Diego Santilli, aseguró en las redes sociales que “la condena al oficial Chocobar no es un buen precedente para las fuerzas” y consideró que “la policía debe actuar siempre ante situaciones en donde están en peligro la vida de terceros y la de los propios efectivos”. 

Mientras que la diputada de Vamos Juntos (VJ) María Luisa González Estevarena, expresó: “los argentinos no olvidamos: Chocobar protegió a un inocente en cumplimiento de su deber. Que sensación de desamparo infinito” y remarcó que “la justicia protege a los delincuentes y condena a quienes nos protegen”. 

En contraposición la legisladora del PTS Myriam Bregman señaló que “con el caso Chocobar están construyendo la impunidad de la brutalidad policial. Tenemos que repudiarlo. ¡Basta de gatillo fácil!”. 

Por su parte el radical y especialista en cuestiones carcelarias, Leandro Halperín, indicó que “tener buenas intenciones no alcanza para ser un buen policía. También se exige estar preparado integralmente para saber cuándo y cómo usar un arma, así como los límites que la ley establece para su uso” y precisó que “las policías municipales fueron una de las peores creaciones en los 27 años de gobiernos justicialistas en PBA. Cualquier amigo del intendente, terminó con un arma en la cintura. Y ya sabemos cómo funciona ese sistema”. 

Al mismo tiempo que aseguró que “en CABA o en las fuerzas federales Chocobar no podría haber sido policía. Sin estado físico, ni conocimientos técnicos, ni prácticas de tiro suficientes; lo habilitaron a estar armado y le dijeron que su obligación era intervenir. Pero no lo prepararon para que lo haga bien” e insistió en que “cuando el Estado hace todo mal con la seguridad, pasan cosas como estas”. 

“El delito no se previene, el policía sentencia a quien debiera llevar a juicio, la política prejuzga y todo tiene más que ver con el ‘quien es’ que con ‘lo que pasó’. Si queremos cambiar el resultado, casos como el de Chocobar demuestran que no debemos hacer lo mismo”, precisó y concluyó asegurando que “debemos formar adecuadamente a quienes serán policías para cuidar mejor a la sociedad y también para proteger mejor a quienes arriesgan su vida para cuidar las nuestras”.