02/06
Apuntan contra Acuña por el aumento de los educadores fallecidos por Covid 19
La secretaria general del gremio docente UTE-Ctera, Angélica Graciano, quien criticó los dichos de la ministra de Educación acerca de que las muertes no podían ser adjudicadas a la presencialidad.

Ante el incremento de los docentes fallecidos a causa del coronavirus, la secretaria general del gremio docente UTE-Ctera, Angélica Graciano, cuestionó con dureza los dichos de la ministra de Educación, Soledad Acuña, quien aseguró que las muertes no pueden adjudicarse a la presencialidad que se mantiene en el distrito capitalino. 

Es que durante una entrevista con la radio on-line Futuröck en la que la funcionaria porteña, entre otras cosas, aseveró: “lamentamos enormemente cada muerte pero no creemos que sea justo asignárselo a la presencialidad”. 

Haciéndose eco de los dichos de Acuña, Graciano aseveró que “dijo cosas muy graves como, por ejemplo, que las muertes de docentes no fueron a causa de las clases presenciales” y le pidió que “hable con los familiares y que se lo digan al esposo de la compañera Sonia Flores (vicedirectora de una escuela), que estuvo cubriendo burbujas, y que la única actividad que hacía era trabajar allí, porque el marido era de riesgo”. 

“Como ese caso podría contar muchas otras historias similares, como la de un compañero que viajaba en tren todos los días para llegar a su escuela. Que la ministra tenga el coraje y la valentía de decírselo a los familiares de nuestras compañeras y compañeros fallecidos", remarcó y precisó que “hay cosas con las que no se puede jugar, y hay pisos que no se pueden perforar. Y esto que pasó es una de ellas. Hay afirmaciones que no se pueden decir con tanta liviandad y tanta impunidad”. 

Al mismo tiempo que detalló que “seguramente la historia le demandará más explicaciones. A mí (lo que planteó la ministra Acuña) me resulta de una miserabilidad absoluta” y destacó que “se está acelerando la vacunación a docentes en la Ciudad de Buenos Aires, pero la vacunación al personal educativo de CABA debería haberse hecho muchísimo antes. Hay que recordar que las primeras 33.000 vacunas nos las expropiaron y las enviaron para otro sector que, entiendo, destinaron a las prepagas”. 

A la vez que manifestó que “el Gobierno porteño tenía una deuda muy grande con el sector docente, y ahora aceleran la vacunación, pero por el frío que está haciendo y la situación epidemiológica podrían pasar a la virtualidad hasta que baje la demanda en los centros de salud y se resuelva el tema de la falta de conectividad para los chicos y sus familias, como también darles protección social”. 

“Acuña también ha dicho también que hay estudios que dicen que los chicos que no tienen clases ahora, en unos años no tendrán trabajos de calidad" para luego replicar sus dichos.Eso no se lo podemos aceptar ni admitir, sobre todo los que venimos de sectores populares y que hemos estudiado mucho gracias a la gran oportunidad de la educación pública en nuestro país”, añadió y concluyó señalando que “estamos hablando del distrito más rico del país y ha tenido un programa Conectar Plan Sarmiento, donde se han distribuido las netbooks. Si el Gobierno porteño comprara las tablets, a las que se les pueden poner chips para celulares, resolvería muchas de las situaciones críticas de conectividad por videollamada".