CRISIS SOCIAL
12/07
En la Ciudad se redujo un 33% la asistencia a los comedores sociales
Así lo advirtió el coordinador de Somos Barrios de Pie, Walter Córdoba, quien además aseguró que volverán a exigirle a Larreta el reconocimiento de la labor de cocineras y promotoras.
En el marco de la crisis social y económica que atraviesa la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el coordinador de Somos Barrios de Pie, Walter Córdoba, denunció que se redujo un 33% la asistencia a los comedores comunitarios en medio de la pandemia del coronavirus, la cual azota con dureza al distrito y que provocó el aumento de la pobreza en todo el país. 

En ese sentido, el dirigente aseguró que “la asistencia de personas en situación de vulnerabilidad a los comedores y merenderos aumentó cuatro veces y el Gobierno local no lo reconoce” y precisó que son “750 los comedores y merenderos y 16 las ollas populares que en conjunto dan de comer a 25.000 personas”.

No obstante advirtió que “el Gobierno de la Ciudad solo reconoce de modo oficial a 400 de ellos, a los cuales envía bolsones de alimentos secos, alimento no fresco”. 

Además apoyó sus dichos en un reciente relevamiento que hizo el movimiento social que integra y ratificó la denuncia del “Frente por una Ciudad Justa y Solidaria” contra la administración del jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, en la que se asegura que se redujo notablemente la asistencia de las personas en situación de vulnerabilidad. 

“Estamos organizando una campaña para exigirle al Gobierno de la Ciudad el reconocimiento económico de las cocineras y promotoras”, afirmó y agregó que “la pandemia visibilizó su protagonismo social ante el aumento de la demanda alimentaria, además de que (esas trabajadoras comunitarias) acompañan las políticas sanitarias y tienen un rol indispensable”.

El relevamiento en el que Córdoba se basó para realizar su denuncia sostiene que “los comedores conveniados sufrieron recortes de hasta un 33% en la cantidad de alimentos que reciben por parte de la administración que encabeza Horacio Rodríguez Larreta” y sentenció que “los nuevos comedores, merenderos y ollas populares que surgieron en este contexto, siguen sin recibir ningún tipo de asistencia: deben autoabastecerse de alimentos, elementos de higiene y seguridad. Sus trabajadores, esenciales, siguen sin ser reconocidos”.