ELECCIONES 2021
12/07
Los numerosos aliados del oficialismo complican el armando de las listas
Si bien Vamos Juntos pone en juego 17 de sus bancas en la Legislatura, la coalición oficialista deberá compartir la nómina electoral con el radicalismo, socialismo y el GEN, que podría sumarse a las filas en las próximas horas. Además ya comenzó la puja por la sucesión de Forchieri en la vicepresidencia primera.
Palpitando lo que serán las elecciones de medio término, el oficialismo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires comenzó a trabajar en el armado de sus listas y su vasta cantidad de aliados dificulta la misma, ya que Vamos Juntos –la coaliación conformada por el Pro, CC ARI y CP- tendrá que reducir sus candidatos para darle espacio a la UCR, el PS y el GEN, que podría sumarse en los próximos días cuando se realice el cierre de alianzas. 

De esta manera, VJ pondrá en juego 17 de sus bancas en el Parlamento porteño, entre ellas la del vicepresidente primero de esa Casa, Agustín Forchieri (VJ), cuyo puesto está en conflicto y podría generar rispideces con el espacio conducido por Graciela Ocaña. 

Es que la tradición que se viene implementando en la Legislatura desde hace algunos años es que el jefe del bloque oficialista, en este caso Diego García Vilas –uno de los hombres de confianza de la ‘Hormiguita’-, sea quien asuma el cargo; al menos esto fue lo que sucedió cuando Carmen Polledo dejó la vicepresidencia y la misma quedó en manos de Francisco Quintana, o cuando este se fue al Consejo de la Magistratura y el propio Forchieri tomó su lugar. No obstante, en esta ocasión todo podría cambiar. 

Esto se deba a que el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, ya se encuentra pensando en el armado del Ejecutivo a partir de diciembre próximo, por lo que busca que la vicepresidencia primera quede en manos de alguien de su máxima confianza y el nombre que más resuena para esto es el del secretario General y Relaciones Internacionales, Fernando Staface. Otra que también resuena para volver a ocupar el cargo es Polledo, a quien se le termina el mandato en la Cámara de Diputados Nacionales.

Aunque este no es el único conflicto al que se enfrenta Vamos Juntos, es que además pierde a sus figuras más importantes en el recinto: a Forchieri y a Cristina García –actual presidenta de la Comisión de Tránsito y Transporte- se les vence el mandato y Victoria Roldán Méndez renunció a su banca algunas semanas atrás.

También se pondrá en juego las bancas de Hernán Reyes, Claudio Cingolani, Cecilia Ferrero –tres de los lilitos que integran el bloque-, Gastón Blanchetiere, María Sol Méndez –quienes responden a Ocaña-, Gonzalo Straface, Paola Michielotto, Guillermo Suárez, María Luisa González Estevarena, Guillermo González Heredia y Rodrigo Morán –quien asumió su banca en la sesión ordinaria del pasado jueves, cuando renunció Héctor Apreda–. 

Por su parte, el radicalismo arriesga cuatro sillas en el recinto: la de Leandro Halperín, Inés Gorbea, Juan Francisco Nosiglia y Ariel Álvarez Palma. Mientras que el Partido Socialista pone en juego la banca de Hernán Arce y el GEN, que podría sumarse a la alianza oficialista, buscará renovar el puesto de Sergio Abrevaya. 

De esta manera queda en claro que la larga lista de aliados supone un desafío mayor a la hora de armar las listas, es que todos los espacios buscan lograr su representación en la nómina y ubicar a sus candidatos en posiciones que aseguren su ingreso al edificio ubicado en Perú 160.