CRITICAS
16/07
Para Hourest en el cierre de alianzas se “preservó a las élites partidarias”
El referente de Unidos para construir futuro consideró que no se propuso “nada novedoso en materia programática, de candidatos y de espacios”.
Tras un cierre de alianzas sin sorpresas, el referente de “Unidos para construir futuro”, Martin Hourest cuestionó con dureza al sistema político de la Ciudad, dado a que consideró que se  “preservó a las élites partidarias” e insistió en que se apostó por “lo conocido y a los conocidos”. 

En ese sentido, el dirigente planteó que “el sistema político volvió a apostar por sí mismo. La preservación de las élites, en este caso partidarias, es su motivación en este cierre de listas. Nada novedoso en materia programática, de candidatos y de espacios” y precisó que “dos bloques de orden (uno mayoritario en términos históricos) y a sus costados una izquierda estallada que se repite y una derecha alocada (libertarios) que tiene más espacios de rating que de sentido común”.

Sobre esa misma línea afirmó que “efectivamente apostaron a lo conocido y a los conocidos (políticos tradicionales mezclados con celebridades de ocasión) para retener su monopolio en el sistema de representación” y consideró que el “sistema representativo que está en crisis severa porque unifica arriba y desprecia hacia abajo. Así bloquea debates, agendas, angustias y expectativas para ejercer una repetición que degrada”. 

Hourest también señaló que “la vida, cruda y dura, está ausente de esas mesas, la que sobra en las de las familias, las y los trabajadores, los jóvenes, los que quieren crecer y tener su futuro. Ejemplos sobran de resultados conservadores, facciosos o reformistas de las crisis de representación. Chile es uno de ellos. Dijimos muchas veces que la concurrencia de polarización política y desigualdades sociales bloquea y pone en peligro la democracia. Last élites, dueñas del juego, nos ponen en peligro a todos”.

“Desandar ese camino donde la ganancia de corto plazo orienta todo no es fácil. Nuestra vida está llena de oportunidades perdidas. Lo que debe quedar claro es que esto no mejora con estos modos y estos actores. Como todo aire viciado , intoxica,  impide  explorar la riqueza y diversidad de posibilidades que ofrece el futuro”, precisó e indicó que “los que tenemos un inventario de defraudaciones en las espaldas no queremos seguir viéndolas en el horizonte”.

Al mismo tiempo que concluyó señalando que “la Argentina está en decadencia no da respuestas ni ideas; en este plano inclinado seguir es caer más bajo y peor. No es un destino si construimos un sentido de cuidarnos en común, de cuidar lo común. Sin dueños, ni tutores,  retomar nuestros nombres y recuperar nuestras voces”.