SESION
05/08
La Legislatura aprobó la vuelta a Boedo del club San Lorenzo
Los diputados aprobaron la rezonificación del predio de Av. La Plata, por lo que el club podrá desarrollar allí su nuevo estadio deportivo, el cual tendrá capacidad para 45 mil personas. El Gobierno porteño recibirá una suma millonaria como contraprestación.
En conflicto con un grupo de vecinos y con los hinchas reunidos en sus inmediaciones, la Legislatura de la Ciudad aprobó con 54 votos a favor y una abstención la rezonificación del predio de Av. La Plata en el barrio de Boedo, lo que le permitirá al club San Lorenzo crear su nuevo estadio, el cual tendrá una capacidad de entre 45 y 50 mil espectadores. 

La medida le permitirá a San Lorenzo a construir su nuevo gasómetro avanza con el aval de todos los bloques, salvo los de izquierda. El texto establece la construcción de una nueva cancha con un concepto 365 para beneficio vecinal, albergando otros usos como comercios, jardín de infantes, escuela primaria y secundaria, una delegación del Gobierno de la Ciudad, un establecimiento policial, una biblioteca y un museo.

Además CASLA le entregará al Gobierno porteño una contraprestación por una suma total del  3.500.000 de dólares, los cuales deberán emplearse para la construcción de nuevos establecimientos educativos y espacios destinados al deporte. 

Durante la sesión de este jueves, el presidente de la Comisión de Planeamiento Urbano y legislador de Vamos Juntos, Daniel Del Sol, afirmó que “el club planifica construir su nuevo estadio, tuvo una sanción inicial y una audiencia pública que se llevó a cabo en 10 jornadas. La Ciudad y el club firmaron un convenio urbanístico” y rememoró que “en este mismo lugar se encontraba hace 40 años el viejo gasómetro, pero con la dictadura esas tierras les fueron arrebatadas. Todos sabemos, sobretodo quienes apreciamos el futbol, la importancia del barrio”. 

Mientras que en relación a la puja con los vecinos de Boedo, aseveró: “conocemos las necesidades de los vecinos y entendemos sus preocupaciones, se trabajó mucho en este sentido y el barrio pasará a tener nuevos espacios verdes y nuevos comercios lo que revalorizará la zona”.

A su vez Manuel Socías, el diputado del FdT que se encargó de instalar el debate legislativo del proyecto, aseguró que “estamos, nueve meses después de haber votado la primera lectura pero 40 años después de que la dictadura los obligara a abandonar el predio. Si a algunos se les hicieron largos estos nueve meses, no me quiero imaginar a los que esperaron 40 años…” y concluyó recordando que “se votó hace mucho tiempo la Ley de Restitución Histórica pero los costos debían afrontarlos el club y ahí ocurrió lo que nadie esperaba: los hinchas juntaron el dinero para comprarle los terrenos a la multinacional que hizo de todo por no irse del lugar. La sanción de esta Ley no es solo un acto de justicia, es una gran noticia para Boedo y todo el sur de la Ciudad porque San Lorenzo va a invertir allí 15 mil millones de pesos”. 

Además Amanda Martín del FIT planteó que comprende “el punto de vista de los hinchas que han militado durante muchos años esta causa popular, han luchado durante muchos años y, por lo tanto, es especial. Por supuesto no desconocemos los pedidos de los vecinos pero estamos frente a una nueva etapa, tenemos que estar atentos”. 

En contraposición Marta Martiney (AyL) señaló que  “no compartimos este modelo de la Ciudad, es un concepto que propicia proyectos a gran escala y por eso lo rechazamos de raíz. Nos oponemos a estos proyectos que crean ciudades para pocos y que son tratados a espaldas de la población, buscando solo la rentabilidad empresarial”. 

“Sabemos que este no es un proyecto de enajenación de terrenos públicos y que no es votado solo por el oficialismo, pero se ven afectados los vecinos –que no tuvieron decisión sobre lo que se pretende hacer- y permite negocios inmobiliarios”, completó.