ARDEN LAS REDES
13/08
El arco político de la Ciudad repudió el festejo en Olivos y salieron al cruce de Cafiero
Los legisladores porteños y precandidatos por la Ciudad expresaron su rechazo a la reunión social en la casa presidencial y criticaron al jefe de Gabinete por señalar que fue un “error”.
A raíz de la difusión de unas imágenes en las que se puede ver el festejo de cumpleaños de Fabiola Yañez –el cual contó con la participación del presidente Alberto Fernández-, todo el arco político de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires salió a repudiar en las redes sociales lo ocurrido y salieron al cruce del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, quien aseguró que fue un “error”.

Tan es así que el presidente del bloque Vamos Juntos, Diego García Vilas, manifestó que “la foto es un fiel reflejo de la doble moral presidencial desde el inicio de la pandemia” e indicó que “las decenas de miles de argentinos que no pudieron reunirse ni despedirse de sus seres queridos, los que se fundieron, los que perdieron su trabajo, merecen una explicación”. 

En tanto la oficialista Cecilia Ferrero (VJ) lanzó con dureza: “sigan riéndose en nuestra cara. ¿Un error? Ese día nos apretaban con que iríamos presos si incumplíamos. ¿Qué error? ¡Esto ya parece un sketch de Capussoto, aflojen! Son cínicos” y remarcó que “al Profesor Filminas (por Alberto Fernández) no le quedó ofensa ni amenaza por realizar.  Imposible olvidar los agravios a los corredores y a quienes pedíamos la escuela abierta, los comercios funcionando y una gestión de vacunas sensata y honesta. ¡Basta de atropellos!”. 

Mientras que María Sol Méndez (VJ) afirmó que “a veces una simple foto vale más que mil palabras. Nosotros encerrados cuidándonos, ellos dando este ejemplo. Ni un simple ‘descuido’ ni una ‘estrategia de campaña’ fue una falta de respeto hacia todos y merecemos una explicación Sr. presidente”. 

Al mismo tiempo que el radical Leandro Halperín (UCR-Ev) sentenció que “nos aislaron, nos amenazaron, fundieron comercios e industrias, cerraron las escuelas, hay pibes y pibas asesinados por violar la cuarentena, nos prohibieron despedir a nuestros seres queridos.  La foto indigna, la clandestina es ilegal, pero la diferencia más profunda es moral” y María Inés Gorbea (UCR-Ev) aseveró que “el Poder Ejecutivo nos debe muchas explicaciones. Su accionar indigna, sobre todo a las familias que han perdido a un ser querido en esta pandemia, a las y los trabajadores que perdieron salarios o fueron desempleados, a las niñas, niños y adolescentes sin presencialidad”. 

Por su parte, el legislador del GEN Sergio Abrevaya concluyó opinando que “este es el drama de Argentina. Elegir corruptos que se llenan los bolsillos a costa del estado y de los pobres. Que después te dejan inútiles y mentirosos para salvarse de la cárcel. Son una casta que se cree por encima de la ley y del resto. No hay otra forma de ver el escándalo de Olivos”.

En otro orden de cuestiones, el precandidato a diputado nacional por Alternativa Ciudadana, Martín Hourest, lanzó: “¿Error? Indecencia es que las instituciones humillen a la gente. Decencia es respeto y no desprecio. Estos son síntomas graves de descomposición de elites que nos llevan a la decadencia. En democracia y con sufrimientos no alcanzan las disculpas, hacen falta hechos y castigos”. 

Al mismo tiempo que el precandidato a legislador porteño Gabriel Solano indicó que “ante la denuncia de la fiesta de Olivos los K responden ‘pero Larreta se fue a Brasil de vacaciones’. Y después se enojan cuando decimos que son muy parecidos. Yo no quiero que el presidente pida perdón, porque sería otro acto de hipocresía. Y ya tenemos demasiados” y concluyó señalando que “gobierno armó un operativo de encubrimiento sobre el cumpleaños de Fabiola Yáñez lo prueba este cable de TELAM de hace un año atrás. Decía que lo había festejado de modo virtual”.-