EN PRIMERA LECTURA
19/08
Avanza el negocio de Larreta: ratificaron el acuerdo con IRSA
El proyecto obtuvo aprobación en primera lectura y permitirá construir torres de 45 pisos en la ex ciudad deportiva de Boca Juniors en la Costanera Sur, lo que implicará una inversión de 1.600 millones de dólares.
A pesar de la resistencia de la oposición y de las trabajas judiciales que hubo en un inicio, la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires aprobó en primera lectura el convenio urbanístico celebrado entre el Gobierno porteño e IRSA S.A prevé crear torres de lujo en la ex ciudad deportiva del club Boca Juniors en la Costanera Sur del distrito.

La medida fue sancionada con 37 votos positivos (de los bloques Vamos Juntos, UCR y PS) y 20 en contra (de FIT, PTS, AyL y FdT).

El desarrollo urbanístico requerirá una inversión de 1.600 millones de dólares y se llevará a cabo sobre un predio de más de 70 hectáreas de cara al río, en un área contigua a la Reserva Ecológica y pegada al Puerto Madero.  Además establece la cesión del 67% del terreno a la Ciudad, con el objetivo de crear un parque público de 35 hectáreas, más otros espacios de uso común que totalizan 43 hectáreas. A su vez IRSA desembolsará unos 250 millones de dólares entre el valor de la tierra cedida al Gobierno y los aportes iniciales para fondos públicos de innovación y desarrollo urbano.

 En lo que respecta al debate durante la sesión de este jueves, el presidente de la Comisión de Planeamiento Urbano, Daniel Del Sol (VJ), precisó que este proyecto “va a potenciar la Ciudad, con incorporación de más espacios verdes y espacios públicos de acceso libre y gratuito, en particular la recuperación de un área costera que hoy por hoy se encuentra fuera del acceso de la población” y remarcó que “el acuerdo suscripto entre el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y la firma IRSA Inversiones y Representaciones S.A. propone recuperar y urbanizar los 716.180 metros cuadrados del predio ubicado en Costanera Sur, de los cuales el 67,53% será cedido como contraprestación al Gobierno de la Ciudad para uso público, que incluye áreas verdes y espejos de agua, calles, bulevares, y una servidumbre administrativa de paso, gratuita y a perpetuidad”.

"Este proyecto genera desarrollo local, incremento, recuperación y mejoramiento del espacio público y de la calidad urbana, y creación de puestos de trabajo, lo cual es tan necesario en este contexto de pandemia. Además se propone abrir a la ciudadanía este territorio que por tantos años ha estado cerrado, sin acceso al Río de la Plata", aseguró Del Sol y advirtió que “nadie quiere invertir en Argentina, el Gobierno Nacional no atrae empresas. Por el contrario, cada vez estamos más distanciados de Sudamérica y del resto del mundo. No queremos ese país y no queremos esa ciudad. Por eso consideramos conveniente una iniciativa de estas características, que propone llevar y consolidar ciudad sobre la Costanera Sur para que los vecinos y turistas puedan convivir sanamente con la ciudad y el río”. 

Además remarcó que “todos los proyectos que se lleven a cabo en la Ciudad se rigen por los lineamientos de hábitat establecidos en el Código Urbanístico y, por lo tanto, se aplica la prohibición de barrios cerrados. De hecho, sobre la avenida España se propone traccionar público, peatones, actividades que pueden estar en sana convivencia con la ciudad y el río, que van a generar aire en un lugar al que actualmente nadie puede acceder”. 

En contraposición, la legisladora del FIT Amanda Martín consideró que “esta Legislatura es una verdadera escribanía al servicio de los negocios inmobiliarios, este proyecto en particular es importante porque es el más grande que se ha tratado aquí. Lo que se quiere hacer es un Puerto Madero dos que, encima, se va a hacer en un humedal… cuando en los últimos días hubo movilizaciones para defenderlos” y aseguró que “esto es un privilegio para los grandes empresarios mientras el 10% de la población de la Ciudad vive en villas”.

Mientras que la radical María Inés Gorbea (UCR)  precisó que “el convenio trata sobre la rezonificación de ese predio que es privado, producto del mismo se le cede a la Ciudad una porción del 67% de la superficie total del predio, por lo que vamos a contar con un nuevo parque público con vistas al río”. 

Por su parte el kirchnerista Javier Andrade (FdT) aseveró que “con este mega emprendimiento Larreta consolida su modelo urbano. Una Ciudad que le garantiza los espacios verdes y el acceso al río a las minorías privilegiadas, y donde la vivienda es utilizada como negocio y reserva de valor por unos pocos” y que Claudia Neira (FdT) indicó que está “convencida de que este expediente debió haber tenido giro a la Comisión de Espacio Público que presido, es materia de la comisión porque estamos hablando de la recuperación de áreas costeras y creación de nuevo espacio público. Este es el terreno costero privado más grande que le queda a la Ciudad, hace falta una mirada de espacio público”.