SIGUE LA DISPUTA
20/08
Convenio con IRSA: el FdT lanzó duras críticas contra el oficialismo
Los legisladores de la oposición emitieron un duro comunicado en el que cuestionaron con dureza la aprobación en primera lectura del convenio urbanístico. “El oficialismo avanzó con la construcción de un barrio náutico cerrado”, aseveraron.
Después de que Vamos Juntos junto a sus aliados aprobara en primera lectura el convenio urbanístico entre IRSA y el Gobierno local, los legisladores del Frente de Todos (FdT) lanzaron un duro comunicado en el que cuestionaron con dureza la decisión del oficialismo porteño de darle vía libre al proyecto que impulsa la creación de torres de 45 pisos y que podría convertirse en el primer barrio cerrado de la Ciudad. 

En ese sentido, los opositores explicaron que con la aprobación del proyecto “la Legislatura de la Ciudad vuelve a funcionar como la escribanía de los negocios inmobiliarios de Horacio Rodríguez Larreta” e indicaron que lo que se sancionó en “primera lectura es la construcción de un barrio náutico cerrado”. 

“Este megaproyecto inmobiliario se enmarca dentro del objetivo del gobierno de Juntos por el Cambio de privatizar la costa de nuestra Ciudad para el disfrute exclusivo de sectores minoritarios con grande fortunas”, aseveraron. 

El comunicado completo

La Legislatura de la Ciudad vuelve a funcionar como la escribanía de los negocios inmobiliarios de Horacio Rodríguez Larreta. En un trámite exprés, sin discusión en las principales comisiones, negando su tratamiento en la Comisión de Espacio Público y de Ambiente, el oficialismo avanza en detrimento de la calidad de vida en nuestra Ciudad.

El predio en cuestión, conocido como Ex Ciudad Deportiva de Boca, hoy está en manos de la empresa IRSA. El proyecto votado propone construir torres de 45 pisos sobre tierras costeras linderas a la Reserva Ecológica de Costanera Sur. Además se trata de un negocio inmobiliario de proporciones mayúsculas: fue adquirida por 50 millones de dólares por IRSA y los cálculos arrojan que, aprobada la ley, el valor asciende a 1.200 millones de dólares.

Pese a que la Constitución de la Ciudad determina que el contorno ribereño debe ser espacio público, hoy por primera vez, la Legislatura Porteña aprueba en primera lectura la construcción de un barrio náutico cerrado. Esto fue posible gracias a los votos de los bloque del PRO, del Partido Socialista, la Unión Cívica Radical,  Confianza Pública y la Coalición Cívica. Desde el Frente de Todos denunciamos que el avance de este proyecto significa una vulneración de derechos ciudadanos y convocamos a una masiva participación de cara a la audiencia pública que se realizará antes de la segunda lectura.

Este megaproyecto inmobiliario se enmarca dentro del objetivo del gobierno de Juntos por el Cambio de privatizar la costa de nuestra Ciudad para el disfrute exclusivo de sectores minoritarios con grande fortunas. Asimismo, se realiza sin medir las consecuencias desfavorables al patrimonio natural de nuestra costa, y sin un estudio ambiental que pueda dar cuenta de cómo afectaría a nuestra Reserva Ecológica.

Ante el continuo avance sobre la venta de tierras públicas, el desprecio al cuidado ambiental de nuestro distrito y la reducción del espacio público en beneficio de los grandes desarrolladores inmobiliarios, es necesario tomar conciencia de lo que significan las elecciones legislativas para frenar el vaciamiento del patrimonio natural, paisajístico, histórico y cultural de nuestra ciudad.