APOYO ROTUNDO
26/08
Por el ataque antisemita a Bregman, el FdT emitió un duro comunicado
Los legisladores porteños del Frente de Todos apuntaron contra Alejandro Fargosi y plantearon que su tweet no fue azaroso “sino que pretendía ser un señalamiento estigmatizante y hostil a la candidata, similar a las prácticas identificatorias y persecutorias del nazismo durante El Holocausto”.
El mensaje antisemita que el exconsejero de la Magistratura, Alejandro Fargosi, publicó en sus redes sociales contra la precandidata a diputada nacional por el Frente de Izquierda – Unidad  (FIT-U), Myriam Bregman, sigue generando rechazos. Tan es así que los legisladores porteños del Frente de Todos (FdT) emitieron un duro comunicado en el que repudiaron el accionar del ex funcionario y consideraron que el tweet –que luego borró- no fue azaroso sino que “pretendía ser un señalamiento estigmatizante y hostil”. 

De esta manera, el bloque conducido por Claudio Ferreño (FdT) planteó que “la aclaración en la firma de ‘militante judía’ no es azarosa, sino que pretendía ser un señalamiento estigmatizante y hostil a la candidata, similar a las prácticas identificatorias y persecutorias del nazismo durante El Holocausto para segregar al pueblo judío”. 

Además aseguraron que “no solamente no existe otra interpretación posible a esas palabras que el de un mensaje contra el pueblo judío, sino que el pedido de disculpas general, sin dirigirse a la persona agraviada directamente, es una muestra directa de su falta de arrepentimiento”. 

“Ante estos ataques cargados de misoginia, judeofobia y desprecio, expresamos nuestra solidaridad y apoyo a la dirigente Myriam Bregman, cuya trayectoria política y labor parlamentaria ha sido siempre reconocida por todos los sectores y espacios políticos más allá de acuerdos o desacuerdos con sus posiciones”, sentenciaron los legisladores. 

El comunicado completo

Las y los legisladores de la Ciudad de Buenos Aires del Frente de Todos expresamos nuestro máximo repudio a las expresiones antisemitas y falsas informaciones compartidas por el ex Consejero de la Magistratura Alejandro Fargosi, miembro del partido “Valores Para Mí País”, en contra de la ex legisladora porteña y pre-candidata a diputada nacional por el Partido de los Trabajadores Socialistas Myriam Bregman.

En estos días se difundió por redes sociales una imagen con una foto de la dirigente del PTS y una falsa cita textual que rezaba: “No canto el himno porque no me representa y porque soy de izquierda”. Debajo, como firma, decía “Myriam Bregman, militante judía del Frente de Izquierda.” No solamente la cita era apócrifa sino que la misma incluía un mensaje antisemita. 

La aclaración en la firma de “militante judía” no es azarosa, sino que pretendía ser un señalamiento estigmatizante y hostil a la candidata, similar a las prácticas identificatorias y persecutorias del nazismo durante El Holocausto para segregar al pueblo judío. 
Esta imagen fue compartida a través de la red social Twitter por Alejandro Fargosi con la pregunta “¿Vos votas estas ideas?”. 

La imagen y su contenido eran a todas luces falsos y estigmatizantes y, sin embargo, Alejandro Fargosi lo compartió sin escrúpulos a sus más de 167.600 seguidores. 
Luego, producto del masivo rechazo y repudio por dirigentes y organizaciones civiles y de derechos humanos, borró la publicación e intentó justificarse diciendo que “Siempre se aprende algo. Hoy aprendí que si se usa un flyer ajeno, algunos creen que se avala todo lo que dice. Es lógico. Borré un tweet porque ese flyer podía interpretase como antisemita, algo que ni siquiera puedo concebir ni ser. Pido disculpas a quienes pude haber ofendido.”. 

No solamente no existe otra interpretación posible a esas palabras que el de un mensaje contra el pueblo judío, sino que el pedido de disculpas general, sin dirigirse a la persona agraviada directamente, es una muestra directa de su falta de arrepentimiento. 
Como si esto fuera poco, continuó su justificación reclamando que sus palabras tienen asidero en la defensa de los símbolos patrios y del Art. 222 del Código Penal y, que no pretendían atacar una religión sino las ideas. Como dice el dicho popular, señor Fargosi, “no aclares que oscurece”. 

Ante estos ataques cargados de misoginia, judeofobia y desprecio, expresamos nuestra solidaridad y apoyo a la dirigente Myriam Bregman, cuya trayectoria política y labor parlamentaria ha sido siempre reconocida por todos los sectores y espacios políticos mas allá de acuerdos o desacuerdos con sus posiciones.

Dirigir este tipo de comentarios hacia candidatas mujeres y feministas no es casual, sino que constituye una de las formas de la violencia política en las que el sistema patriarcal busca corroer la participación de mujeres y otras identidades en la vida pública.

Todo esto no es más que un patrón de conducta en los cultores de los mensajes políticos de odio tan habituales en personajes como Patricia Bullrich, Fernando Iglesias, Waldo Wolff, Sabrina Ajmechet y una buena cantidad de periodistas de conocidos medios de comunicación que constantemente alientan la elimiación del otre a quienes ahora se suma este “prestigioso” abogado. 

Las manifestaciones de odio contra el feminismo, los humildes, los movimientos sociales, los sindicatos, las distintas agrupaciones políticas y ahora también contra el pueblo judío se tienen que terminar, ya no alcanza sólo con repudiarlas. 

Argentina atraviesa una dura crisis producto de la doble pandemia del gobierno de Mauricio Macri y del Coronavirus. 

No pedimos ya que la oposición a nivel nacional esté a la altura, porque ya ha demostrado no estarlo, sino que solicitamos que se respeten los consensos democráticos básicos que afortunadamente nuestra sociedad aún conserva producto de la lucha por la memoria, la verdad y la justicia. Basta de tirar de la cuerda.