PASO 2021
31/08
JxC se mantiene a la cabeza, pero Milei y la izquierda crecen
Así lo indica un sondeo que indagó al respecto de la intención de voto de los porteños, es que al liberal y María Eugenia Vidal los separan sólo 17,7 puntos. Con la izquierda la diferencia se incrementa a 23,2%.
Con la mirada puesta sobre las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) que se realizarán el próximo 12 de septiembre, la consultora Federico González y asociados dio a conocer un sondeo en el que se indagó al respecto de la intención de voto de los porteños y el resultado sorprendió: si bien Juntos por el Cambio (JxC) se mantiene a la cabeza, los espacios La Libertad Avanza y el Frente de Izquierda – Unidad siguen creciendo en la Ciudad. 

El sondeo fue realizado entre el 20 y el 22 de agosto y establece que en el caso de diputados nacionales, JxC -con sus tres listas- tiene una intención de voto del 36,8%. Sin embargo, es la dupla María Eugenia Vidal – Martín Tetaz la que va a la cabeza con el 29% de los votos; mucho más atrás se ubica Ricardo López Murphy y Sandra Pitta con el 5,8%; y Adolfo Rubinstein y Mónica Marquina alcanzaron el 2%. 

En tanto la principal alianza opositora del distrito, el Frente de Todos (FdT), se ubicó 8,4 puntos por detrás de Vidal. Es así que los precandidatos Leandro Santoro y Gisela Marziotta cosecharon el 20,6% de la intención de los votos, manteniéndose en el promedio que suele tener esa fuerza en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. 

Ya en tercer lugar se ubica el libertario Javier Milei con su compañera Victoria Villaruel, quienes alcanzaron el 11,3% de la intencionalidad de los votos, apenas 17,7 puntos por debajo de Vidal. Mientras que en cuarta posición se encuentran la precandidata de izquierda Myriam Bregman, que cuenta con una intención de voto cercana a al 5,8%, es decir, 23,2 puntos por detrás de la ex gobernadora bonaerense. 

Asimismo, el sondeo establece que el 2% de los porteños aseguró que votará por otras listas; el 19,7% aún está indeciso y no sabe a quién votará; y el 3,8% restante aseguró que votará en blanco.