GRAVE DENUNCIA
01/09
Denuncian que Vidal y Santilli usan datos de organismos estatales para hacer campaña
Así lo informaron trabajadoras del call center GIV S.R.L, quienes precisaron que ambos precandidatos utilizan datos provistos por la Línea 147. Además alertaron que el GCBA contrata de “forma precaria” a las trabajadoras para su campaña.
En las últimas horas la organización Defensoría de Laburantes denunció que la precandidata a diputada nacional de JxC por la Ciudad, María Eugenia Vidal, y su par por la provincia de Buenos Aires (PBA), Diego Santilli, harían su campaña electoral utilizando datos de la Línea 147 del Gobierno porteño. 

La información fue aportada las por trabajadoras del call center GIV S.R.L, quienes explicaron que fueron contratadas de forma precaria para la campaña electoral de cara a las PASO y advirtieron que el GCBA hace "uso de datos personales en forma indebida y contrata trabajadoras de forma "precaria" para la campaña electoral de cara a las PASO.

En ese sentido la abogada de la Defensoría de Laburantes, Tamara Rossi, indicó que “precarizan de forma sistemática a trabajadoras jóvenes sin otra salida laboral, que son obligadas a trabajar sin registración alguna, 12 horas por día por un salario de pobreza. Son hostigadas, presionadas a trabajar sin descanso y obligadas a mentir para alcanzar objetivos políticos”. 

“Las trabajadoras del call center ya iniciaron reclamos laborales contra los implicados”, indicó y remarcó que “la tarea asignada a las trabajadoras consistía en llamar a las personas de un listado y proponerles tomar un café con alguno de los candidatos y en ningún momento podían decir de dónde conseguían los datos, sino que todo el tiempo debían fingir ser militantes voluntarias”.

De acuerdo a lo informado por la Defensoría de Laburantes en diálogo con Télam, “los datos fueron provistos por organismos estatales mediante la línea 147, a la cual se llama para hacer reclamos por servicios, consultas o para anotarse a la campaña de vacunación”.

“En medio de todo esto, los insultos y los maltratos eran constantes y había restricciones hasta para ir al baño, y tampoco se cumplió el protocolo para la prevención del Covid 19, ya que eran más de 70 compañeras sin elementos de higiene apropiados, con poca ventilación y distanciamiento, además de contar un solo baño habilitado”, sentenciaron.