15/09
Igual que Larreta, Vidal aseguró que JxC es la “única fuerza que puede equilibrar el Congreso”
La candidata a diputada nacional remarcó que “la victoria no es de nadie en particular” e insistió en que “en una Argentina de tanta pérdida y tanto dolor, no hay nada que celebrar”.
A varios días de la primera ronda electoral, la candidata a diputada nacional por Juntos por el Cambio (JxC), María Eugenia Vidal, se mostró en consonancia con los dichos del jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, acerca de JxC es la “única fuerza que puede equilibrar el Congreso”. 

En ese sentido, la ex gobernadora bonaerense aseguró que “los votos del domingo a la noche significaron un límite para el Gobierno, un basta, un hasta aquí, fueron un no al cierre de las escuelas durante un año y medio; un no a la cuarentena mas larga del mundo que perjudicó el trabajo: un no a las fiestas en Olivos; un no a la vacunación VIP” y remarcó que “al mismo tiempo el mensaje de las urnas fue para la oposición y para Juntos por el Cambio que el domingo obtuvo más votos que ningún otro y nos tramiten esos votos una responsabilidad de representarlo de una forma diferente. Pero también debe ser un límite para el Gobierno en el Congreso y abrir el camino para convertirnos en una alternativa diferente”. 

“Llevarnos al Congreso no solo por lo que vamos a impedir, a frenar, sino por los proyectos que vamos a votar en favor de la educación, del trabajo y del fin de los privilegios que siguen vigentes en la política”, añadió e insistió en que “el resultado de la elección es responsabilidad del Frente de Todos que gobiernan desde diciembre de 2019, de todos sus integrantes, del Presidente, de la vicepresidenta, de Sergio Massa, de Máximo Kirchner, de todo los intendentes”. 

A su vez la candidata precisó en diálogo con La Nación que el triunfo “del domingo no fue un voto con nombre y apellido, fue un voto por una alternativa al oficialismo y no un voto en términos personales, hacia nadie. No es una elección definitiva, es más un compromiso, una responsabilidad que un triunfo. En una Argentina de tanta pérdida y tanto dolor, no hay nada que celebrar”. 

“Creo que es importante dejar de lado la improvisación y los parches y tener un plan que nos diga a los argentinos hacia dónde nos quieren llevar. No puede ser el ‘plan noviembre’, tiene que ser un plan para los próximos 10 años. Los problemas estructurales de la Argentina no se resuelven así, no puede haber un plan improvisado que se arme en tres días para que los voten: no se resuelve nada poniendo plata en el bolsillo a la gente pensando en emitir, porque la emisión la pagamos todos con inflación. Debe ser un plan en serio, más allá de la campaña que aborde los problemas de la gente, de educación, de trabajo, contra la inseguridad”, sentenció.