CRISIS EN EL GOBIERNO
16/09
El oficialismo y la oposición se cruzaron por la oleada de renuncias
Legisladores porteños y candidatos de diversos espacios políticos salieron a repudiar los numerosos pedidos de renuncia por parte del gabinete nacional. No obstante, la diputada Laura Velasco (FdT) salió en defensa del presidente Alberto Fernández.
Después de que varios miembros del gabinete nacional vinculados  al cristinismo presentaran su renuncia ante el presidente Alberto Fernández, legisladores de la Ciudad y candidatos de los diversos espacios cuestionaron con dureza lo ocurrido y advirtieron que se trata de “un golpe palaciego de la vicepresidenta”. 

En ese sentido, el candidato a legislador porteño por el FIT-U, Gabriel Solano, afirmó que “el Gobierno “sufrió una derrota brutal, lo de estos días demuestra que no tiene rumbo. Es un golpe palaciego de la vicepresidenta le saca los ministros al presidente. Si haces un escándalo público para hablar con tu presidente armas una crisis política” e insistió en que “si haces un escándalo para hablar con tu presidente armas una crisis política. No queda claro el rumbo que quiere CFK. Martin Guzmán es quien lleva las negociaciones del FMI. Si CFK dice que no es con él es porque no quiere ir contra esas negociaciones”.

Sobre esa misma línea, la candidata a diputada nacional del FIT-U Myriam Bregman remarcó que la “hay crisis en el Gobierno tras la derrota electoral. Más allá de tal o cuál ministro, acuerdan todos en seguir bajo el régimen del FMI. No hay salida progresiva para las grandes mayorías sin un desconocimiento soberano de la deuda” y advirtió que “las organizaciones sindicales y sociales no pueden seguir apoyando la política que llevó a la pérdida de salario, al hambre y a la precarización. Hace falta un camino de lucha independiente”. 

Por su parte, la legisladora porteña del FIT-U Mercedes De Mendieta planteó que “no es un problema de funcionarios o de orientación ideológica, el apoyo de Cristina a Guzmán deja en claro que van a seguir pagando al FMI.  Solo es una muestra de la crisis política. No tienen diferencias profundas, solo están vendiendo un poco de humo” y precisó que “la crisis la del peronismo, pero aunque renuncie todo el Gabinete y ahora se saquen los ojos, todos se unieron para gobernar para el FMI y con un ajuste brutal sobre les trabajadores. Eso fue lo que pagaron en estas elecciones”.

Sobre esa misma línea, la oficialista María Luisa González Estevarena lanzó: “¡qué irresponsabilidad este desmanejo institucional! No se pueden dirimir las internas de un partido de esta forma q hace peligrar todo el sistema republicano de gobierno. Exigimos responsabilidad y coherencia a nuestras autoridades por el bien de la Nación y paz a sus habitantes”. 

En contraposición la diputada del Frente de Todos, Laura  Velasco, manifestó que hay que valorar “el mensaje que (el presidente) nos expresó el domingo, entendiendo que el pueblo demanda corregir errores y honrar el mandato que nos llevó a ganar las elecciones: empezar por quienes están al último para llegar a todxs. Ese camino de reconocimiento y autocrítica es el correcto”.

“Estamos inmersos en una de las peores situaciones de nuestra historia, en la cual al grave deterioro del tejido económico y social como consecuencia de las políticas neoliberales del macrismo se le sumó la pandemia”, aseveró y sentenció que “tenemos la responsabilidad de devolverle la esperanza a la sociedad argentina. De dar respuestas concretas a una Argentina que genere trabajo y producción, mejore los salarios y las condiciones de vida de nuestra gente”.