TENSION
17/09
FdT porteño: posiciones encontradas, tensión y temor por la ruptura del bloque
Las rispideces entre Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner se trasladaron a la Legislatura de la Ciudad y si bien la alianza del FdT buscará mantener la unidad, lo cierto es que la tensión ya se hace notar.
La derrota electoral en las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) desató una fuerte interna en el seno del Frente de Todos (FdT): oleadas de renuncias, un polémico audio de Fernanda Vallejos y la carta de la vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, terminaron de tensionar la relación con el presidente de la Nación, Alberto Fernández. 

Como era de esperar las rispideces también llegaron a la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires y si bien en el distrito capitalino el peronismo logró una buena elección que le permitiría retener las tres bancas que ponen en juego en la Cámara de Diputados y sumar dos más en el Parlamento porteño, lo cierto es que la unidad del bloque conducido por Claudio Ferreño atraviesa un delicado momento. 

Es que si bien el espacio buscará mantener la unidad al menos hasta que pasen las elecciones generales de noviembre, lo cierto es que según pudo saber Revista Qué los sectores más allegados al cristinismo y albertismo temen por una división dentro del bloque, aunque consideraron que podría favorecer “una mejor convivencia”. 

De hecho los contrapuntos entre los distintos espacios que integran la alianza del Frente de Todos ya comenzaron a notarse en las redes sociales. En ese sentido, Ferreño ratificó su apoyo a Alberto Fernández al señalar que “el compañero Fernández, electo presidente de la Nación en el año 2019, es la síntesis de la unidad popular que votó el pueblo argentino en elecciones libres hace casi dos años” e insistió en que “su mensaje luego de las PASO, nos permite acercarnos, escuchar y atender las demandas de nuestro pueblo”. 

“La sociedad argentina no demanda peleas entre dirigentes sino diálogo para salir de la crisis pospandemia con más trabajo y mayor producción. El Frente de Todos, los partidos y compañeros que lo conforman, somos garantes de la voluntad del pueblo expresada en 2019 para que el país que queremos construir sea una realidad. Tenemos la responsabilidad de trabajar juntos para mejorar la vida de los argentinos”, aseveró. 

Al mismo tiempo que el legislador Manuel Socías insistió en que “el FdT se construyó en la diversidad sobre la consciencia de que los desafíos que enfrenta el país son muy complejos y de que la política tiene que enfocarse en resolverlos. Alberto Fernández expresa esa síntesis y es la garantía de la unidad y la amplitud de nuestro espacio”. 

Sobre esa misma línea, Laura Velasco también precisó que “tenemos la responsabilidad de devolverle la esperanza a la sociedad argentina. De dar respuestas concretas a una Argentina que genere trabajo y producción, mejore los salarios y las condiciones de vida de nuestra gente” y remarcó que “es tiempo de fortalecer al Gobierno y al Frente de Todxs, sólo así conseguiremos profundizar el rumbo. Nuestra sociedad espera que estemos a la altura del difícil tiempo que vivimos, y sólo en unidad es posible transformar a favor de los intereses populares”.

“El mensaje de las urnas es claro: ha habido errores que no deben repetirse y hay enormes deudas internas que no han sido saldadas. El pueblo argentino exige que corrijamos el rumbo y aceleremos las respuestas concretas. Es imprescindible que escuchemos el mandato popular”, destacó. 

En tanto Matías Barroetaveña señaló que “como espacio integrante del FdT expresamos nuestro compromiso con las ideas que impulsaron la unidad de este proyecto político para poner a la Argentina de pie en un camino de independencia económica, soberanía política, justicia social y el respeto por los derechos humanos”. 

Mientras que Ofelia Fernández ratificó su apoyo hacia la vicepresidenta de la Nación. “Cristina marca cual es y qué significa para ella –y muchos de nosotros- el nuevo rumbo que el malestar expresado el domingo nos demanda”, sentenció. 

Si bien las diferencias dentro del espacio se hacen notar cada vez más, lo cierto es que el rumbo del FdT hacia las elecciones generales del próximo 14 de noviembre sigue su curso con normalidad y las posiciones y nombres que integran las listas no sufrirían ningún tipo de cambio.