PANDEMIA
17/09
Quirós celebró las nuevas flexibilizaciones pero insistió en el uso del barbijo
El ministro de Salud de la Ciudad aseveró que el barbijo aún es un “instrumento necesario” y adelantó que se están estudiando nuevos protocolos para evitar aislar a cursos completos en los colegios.
Luego de que el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires eliminara las restricciones horarias para bares, restaurantes y boliches, el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, celebró esas nuevas flexibilizaciones y adelantó que se están trabajando en nuevos protocolos para evitar aislar a las burbujas completas en los colegios. 

En ese sentido, el funcionario indicó que “para poder continuar con la apertura de actividades, necesitamos hacerlas con protocolo y el barbijo es un componente importante; en países donde circuló la variante Delta, incluso con mucha población con dos dosis, las personas se contagian y tienen una cantidad de virus significativa y pueden contagiar a otras, aunque ellas hagan formas leves, entonces todavía el barbijo es un instrumento necesario” y destacó que “el protocolo de cada actividad lo estamos analizando constantemente tanto en base a la evidencia y experiencia de otras partes del mundo como la propia y la situación epidemiológica que vamos viviendo”. 

Y si bien celebró las aperturas, precisó que el barbijo seguirá siendo de uso obligatorio dado a que consideró que es “un instrumento necesario”. 

En lo que respecta a la situación de los colegios, Quirós indicó que “lo que estamos trabajando es en acelerar a las primeras 24 horas el diagnóstico de modo que cuando un chico tenga síntomas se puede descartar que no sea Covid en ese tiempo para no tener que suspender las burbujas constantemente”.

Consultado sobre la variante de preocupación Delta, indicó que "la información internacional es contundente en relación a que en todos los países ha hecho una ola de casos" y recordó que "la vacunación previene de una manera eficaz que las personas que se enferman hagan una forma grave o mortal pero no previene tan eficazmente que las personas se puedan enfermar y hagan formas leves".

"Entonces es muy probable que lo que veamos en la Argentina, y en la Ciudad de Buenos Aires, es que aumente el número de casos pero que eso, ya a esta altura con el grado de vacunación que tiene la Ciudad, tenga un impacto menor en hospitalizaciones y muertes; eso es lo que buscamos, y por eso estamos acelerando la vacunación", sentenció.