LO QUE SE VIENE
17/11
Con nuevas exenciones, el GCBA presentó un Presupuesto de contingencia para el 2022
El proyecto establece que por la falta de una resolución judicial por la reducción en la Coparticipación se mantendrá un plan de contingencia, aunque más del 50% destinado a las áreas sociales, mantenimiento de la inversión en Seguridad y sin aumento de impuestos ni creación de nuevos tributos.
Con una demora de casi 50 días, el Gobierno de la Ciudad remitió a la Legislatura porteña el proyecto del Presupuesto General para el próximo año, el cual toma como referencia, las pautas macroeconómicas que establece el presupuesto nacional e informa que debido a la reducción de la Coparticipación se mantendrá la contingencia en el distrito. 

Además del proyecto del Presupuesto General, el Ejecutivo local también presentó este miércoles la pauta tarifaria y el programa fiscal para el 2022. 

En lo que respecta a las pautas macroeconómicas y el cuadro macro fiscal, para el 2022 se espera un crecimiento del Producto Bruto Geográfico del 4%, una inflación en el orden del 33% y un tipo de cambio de $ 131,1 por dólar para fines del próximo año.

En cuanto a las proyecciones para el 2022, el Presupuesto establece que lo destinado para Salud, Educación y Promoción Social, entre otros servicios, alcanzará al 51,9% del total del presupuesto. Además, se mantendrá la inversión en Seguridad (una de las mayores preocupaciones de los vecinos), con el 15,9% del total del presupuesto.

Con respecto a las proyecciones para el próximo año, se estima un total de gastos de $ 964.388 millones y un total de recursos por $ 944.343 millones, lo que proyecta un Resultado Financiero deficitario de $ 20.045 millones, que representa apenas el 2% del total del presupuesto y mejorando el resultado del 2021 que será de 5,8%.

Asimismo, se estima un Resultado Económico Primario superavitario de $ 181.085 millones, ya que se estiman por Ingresos Corrientes unos $ 941.107, en tanto que por Gasto Corriente Primario se proyectan $ 760.022, en tanto que se estima un Resultado Primario también superavitario por $ 49.232 millones.

El documento presentado en la Legislatura también sostiene que “las finanzas de la Ciudad de Buenos Aires continúan seriamente afectadas por la quita intempestiva y unilateral de los fondos de Coparticipación dispuesta por el Gobierno nacional el año pasado” y recuerda que “a finales de este año, la Ciudad ya habrá dejado de percibir más de $ 96.000 millones, en tanto que la pérdida proyectada para el 2022 rondará los $ 120.000 millones, el 13% de los recursos totales. La falta de resolución de este conflicto vuelve a obligar a la Ciudad a presentar un presupuesto de contingencia para el 2022, tal como sucedió este año, situación que afecta la prestación de los servicios que la Ciudad brinda a quienes viven en ella y a los que la transitan día a día”. 

Sobre esa misma línea, el Gobierno porteño explicó que “este proyecto de ley de Presupuesto para el año 2022 no presenta aumentos de impuestos ni alícuotas, así como tampoco la generación de nuevos tributos”, por lo que los recursos totales estimados para el año 2022 se incrementan en un 44,3% con respecto al 2021, con una previsión de $ 944.343 millones, correspondiendo $ 941.107 millones (99,7%) a recursos corrientes y $ 3.236 millones (0,3%) a recursos de capital. 

Mientras que los ingresos tributarios se calculan en $ 843.796 millones, con una estimación de ingresos tributarios propios de $ 737.658 millones (87,4% del total), en tanto que los recursos provenientes de la Coparticipación Federal se estiman en $ 106.138 millones (12,6% restante).

En cuanto a los impuestos que reflejan la actividad económica en la Ciudad, el Impuesto sobre los Ingresos Brutos es el tributo que mayor participación registra en la composición total de los recursos tributarios con el 67,4%, alcanzando los $ 568.697 millones para el próximo año.  Por su parte, el Impuesto a los Sellos refleja el 7,7% del total, con una participación de $ 64.917 millones.

Beneficios para los vecinos

En lo que respecta al pago del impuesto del ABL, el proyecto del Presupuesto General establece que los vecinos tendrán la oportunidad de hacer un pago anticipado y esquivarle a los aumentos por la inflación. También habrá un 10% de descuento en cada una de las cuotas mensuales para quienes hay pagado en tiempo y forma a lo largo del 2021; y una bonificación del 100% en la última cuota para quienes paguen por débito automático. 

En relación a las Patentes también habrá un descuento del 10% para quienes paguen por adelantado; un descuento del 10% en cada cuota para quienes hayan pagado en tiempo y forma en el 2021; y una bonificación del 50% en la última cuota del año para quienes estén adheridos al débito automático. 

Pero una de las principales novedades en torno al pago del ABL y Patentes tiene que ver con que durante el 2022, el GCBA le hará un descuento del 5% en cada cuota a los contribuyentes que paguen a término; mientras que quienes se retrasen sufrirán un incremento del 5% en cada una de ellas. 

Además se mantendrán todas las exenciones vigentes para el pago de ABL, Patentes e Ingresos Brutos, aunque se sumarán otras dos: exenciones del 100% sobre IIBB para jardines maternales y los IIBB durante el primer año a los nuevos inscriptos en la Categoría Régimen Simplificado. Asimismo, se establece una exención del 50% durante el segundo año. Entre los beneficiados por esta medida se encuentran personas físicas que facturen hasta $ 2.600.000 al año. Esta exención les permitirá ahorrar hasta $ 78.000 anuales o $ 13.000 bimestrales.

El gasto de la Ciudad

El total del gasto estimado para el año 2022 es de $ 964.388 millones, siendo el gasto primario de $ 895.111 millones, un 39,3 % más que para el cierre proyectado del corriente año. Mientras que los gastos corrientes previstos ascienden a $ 829.299 millones, mostrando un crecimiento nominal del orden de los $ 229.905 millones y representando el 86% del gasto total.

En lo que respecta al gasto de capital, el monto presupuestado para 2022 es de $ 135.089 millones, lo que significa un incremento de $ 42.220 millones, es decir un 45,5% en comparación con el cierre del 2021. En la composición de los gastos corrientes, el concepto de mayor incidencia es el correspondiente a las remuneraciones del personal, cuya previsión es de $ 438.366 millones.