EDUCACION Y NUTRICION
12-04-2022

El FdT propuso transformar la alimentación escolar

La iniciativa fue impulsada por Ofelia Fernández y Matías Barroetaveña, a través de la cual buscarán que se universalice la alimentación escolar, que se mejore la calidad nutricional de los alimentos y que haya controles periódicos por parte de la comunidad educativa.

El FdT propuso transformar la alimentación escolar - Revista Que

En medio de la polémica por la entrega de ultra procesados en las viandas escolares, los legisladores del Frente de Todos (FdT) presentaron en la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires un proyecto de ley por el “derecho a la alimentación adecuada en las instituciones educativas”, a través del cual buscarán transformar el funcionamiento de los comedores y viandas en jardines, primarias y secundarias del distrito capitalino. 

La iniciativa lleva la firma de Ofelia Fernández y Matías Barroetaveña (FdT), quienes pidieron “la universalización y gratuidad de la asistencia alimentaria escolar, impedir que empresas infractoras puedan proveer alimentos fomentando la contratación de cooperativas gastronómicas, rurales y pymes, así como la creación de una comisión interdisciplinaria integrada por nutricionistas y actores de la comunidad educativa que controlen los menús y la implementación”. 

Además de la presentación del texto, la legisladora inició en las redes sociales una campaña para denunciar el actual funcionamiento del sistema de alimentación escolar, donde las familias y escuelas se quejan  incluso de intoxicaciones ligadas a comida en mal estado. Además, pone el foco en la baja calidad nutricional de la oferta de los comedores y las viandas.

“Creo que no debería ser mucho pedir que ningún pibe se intoxique comiendo en la escuela” y que la comida “no solo tiene que ser mínimamente sana, tiene que ser rica. Defendamos la mejor infancia posible, las mejores escuelas y un estado sensible”, sostuvo Fernández.

Mientras que Barroetaveña señaló que “la gestión de los comedores escolares de la ciudad es calamitosa y requiere una urgente revisión” y concluyó precisando que “son más de 12.600 millones de pesos que año a año se destinan a unas pocas concesionarias para la provisión de un servicio ineficiente, plagado de denuncias por desmanejos y hasta casos de intoxicación masiva”.