FUERTE ENFRENTAMIENTO
03-06-2022

Roberto García Moritán estalló de furia contra el FdT y los tildó de “ñoquis e inútiles”

El legislador de RU se trenzó en una fuerte discusión con Javier Andrade (FdT) y terminó a los gritos y levantándose de su banca. El peronismo pidió una cuestión de privilegio para rechazar lo ocurrido pero el oficialismo lo rechazo.

Roberto García Moritán estalló de furia contra el FdT y los tildó de “ñoquis e inútiles” - Revista Que

En el marco del debate de la “Ley de Integración Productiva e Impulso al Trabajo en los Barrios Populares”, el legislador porteño de Republicanos Unidos (RU), Roberto García Moritán, protagonizó un intenso cruce con legisladores del Frente de Todos (FdT) y terminó a los gritos, parándose de su silla y acusando a la oposición de ser uno “ñoquis e inútiles”. 

El conflicto comenzó cuando alguien de la tribuna, que estaba repleta de vecinos, le grito a Moritán que estaba casado con la top model Carolina “Pampita” Ardohain, por lo que molestó hizo un fuerte descargo en el que llenó de elogios a su mujer. A medida de que avanzaba con su discurso y con un tono mucho más caliente, el republicano lanzó que “lo que más me preocupa de esta Casa es la bajeza intelectual de muchos de mis compañeros, sobre todo de los del Frente de Todos”.

“Hicimos una reunión de comisión y no me encontré con un debate de vecinos, sino que era entre militantes. No seamos hipócritas, si vamos a pedir mayor participación de vecinos, que sean los vecinos de verdad los que opinen”, continúo. 

Fue entonces cuando el diputado del FdT Javier Andrade lo interrumpió para señalar que “a veces se utiliza la palabra militante de manera despectiva. Un militante es un vecino también. Es verdad que hay militantes, del espacio del oficialismo que son vecinos, y hay vecinos que son militantes que tienen coincidencias con nuestro espacio u otro. La condición de militante no escinde la de vecino o de ciudadano” e insistió en que “no es que un militante está por fuera de norma. Digo para acláralo porque se insiste en esa idea de la anti política, de estigmatizar la palabra militantes. A la reunión podían venir vecinos, militante o no militantes”.

Pero García Moritán redobló la apuesta y expresó: “la diferencia, a mi entender, entre vecino y militante es el interés económico. Diputado, me extraña que no lo sepa. No nos hagamos los inocentes”.

En este punto, los gritos comenzaron a aumentar y Moritán le gritó a los vecinos que se oponían al proyecto: “Recuerden una cosa: ellos –los legisladores del FdT- están en la banca y ustedes reciben el plancito, así que tengan cuidado de como los usan”, les espetó y arremetió pidiéndoles que “no se dejen usar por la política. Si quieren distribuir la riqueza, saquen a la política y a los militantes del medio. A la gente que lucre de hacer política y se ve beneficiada. Ustedes están sentada en sus bancas mientras que los pobres siguen siendo pobres”.

En ese momento, Moritán se paró de su banca al grito de “¿qué te paras?” y el presidente del recinto debió ocupar unos minutos para frenar los enfrentamientos verbales que iban en aumento.  Sin embargo, el legislador de Republicanos Unidos arremetió contra el bloque del FdT: “noquis, inútiles”.

“Cuando pregunté en los barrios quienes creían que lucraban con la pobreza y la respuesta es la política. La política es el problema, que usa el presupuesto de la gente, los impuestos para hacer campaña política. Estos diputados repartieron panfletos metiendo miedo. No les tenemos miedo, y lo vamos a demostrar porque los argentinos somos muchísimo más que esto”, sentenció el legislador de RU. 

Ante esta situación, Andrade presentó una moción de privilegio al verse insultado el honor de la Legislatura en su conjunto como de su persona. “No recuerdo oportunidades en que algún diputado, con todas las diferencias que podemos tener, confrontadas de una manera brutal hasta con asentamiento histórico, le diga ñoqui a otro diputado (y esto consta en la versión taquigráfica porque lo dijo y va a estar en el video y hasta se encuentra mi familia afectada comentándome por WhatsApp que está pasando)”, afirmó.

“Estos insultos afectan mi dignidad, y a mi conducta” así como a “la del cuerpo parlamentario”. Y se preguntó: “Algunos de los y las diputadas puede tomar naturalmente que le diga al diputado Romero ñoqui, un planero. O que le diga al diputado Diego García, vos sos un ñoqui”. 

Además planteó que “podemos tomarlo naturalmente, seguimos de largo y hablamos del proyecto. Ese es el ejemplo que le damos a la ciudadanía. Me dijo inútil, el diputado Moritán. No es un problema mío, la cuestión de privilegio. Ni hablar de levantarse y amagar, no sé, parece fútbol de primera. La realidad es una vergüenza” y concluyó señalando que “lo eligen diputado y después vienen acá a decir que militan que hacen campaña, pero chocolate por la noticia, que hacemos acá. Que estamos haciendo acá si no hacemos política. Vuelvo a decirlo, yo creo que amerita la cuestión de privilegio. Por favor, tomemos nota, esto tiene que ser ejemplificador. No puede ser que un diputado nos diga ñoquis e inútiles, y que encima insulte a los que vienen a participar de esta sesión”. 

No obstante, a la hora de votar la cuestión de privilegio fue rechazada con los 33 votos del oficialismo.