CRISIS ECONOMICA
09-06-2022

La inflación no cede en la Ciudad y escaló un 5,5% en mayo

Así lo informó la Dirección General de Estadística y Censos del distrito capitalino en un reciente informe, en el que se precisó que la suba se debe al aumento de las prepagas y alquileres, entre otros puntos.

La inflación no cede en la Ciudad y escaló un 5,5% en mayo - Revista Que

En un marco de aumento de la pobreza y crisis económica a nivel nacional, la Dirección General de Estadística y Censos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (Dgeyc) presentó un informe en el que anunció que la inflación de mayo fue del 5,5% y que fue propiciado por el aumento de la medicina prepaga y de los alquileres, entre otras cuestiones. 
Lo que significa que en los primeros cinco meses de 2022, la inflación acumulada fue del 27,3%, en tanto la interanual llegó al 58,8%.

En ese contexto, la Dgeyc indicó que las divisiones vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles; alimentos y bebidas no alcohólicas; salud; restaurantes y hoteles y transporte "en conjunto explicaron el 67% del alza del nivel general”.

A su vez el organismo informó que los gastos comunes de la vivienda, con una suba del 10,8%, y los de los alquileres (5,9%) fueron los rubros que llevaron a la división vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles a aumentar un 6,5% y aportar 1,09 puntos porcentuales al nivel general.

Además planteó que los alimentos y bebidas no alcohólicas (la división de mayor ponderación del índice) tuvo un alza de 4,9%, contribuyendo con 0,88 punto a la variación global. En tanto al interior de la división, los principales impulsos provinieron de carnes y derivados (7,9%), pan y cereales (5,4%) y leche, productos lácteos y huevos (5,3%), mientras que verduras, tubérculos y legumbres (-3,5%) contribuyó a quitar algo de presión.
Mientras que salud registró un alza de 7,2% e incidió 0,63 puntos por ajustes en las cuotas de medicina prepaga (8%) y, en menor medida, incrementos en los valores de los medicamentos (6,7%).

Restaurantes y hoteles aumentó 5,8%, con una incidencia de 0,61 puntos, al impactar las subas en los precios de los alimentos preparados en restaurantes, bares y casas de comida, si bien las caídas en las tarifas del servicio de alojamiento en hoteles contribuyeron a aminorar el alza.

En tanto transporte registró un incremento de 4,5% e incidió en medio punto porcentual, como resultado de los aumentos en los precios de los combustibles y lubricantes para vehículos de uso del hogar, seguidos por el arrastre que dejó el alza de la tarifa de taxi que entró en vigencia el mes previo, junto con las subas en los valores de los automóviles.