EDUCACION
15-06-2022

Post pandemia: Acuña cuestionó las flexibilizaciones para que los alumnos pasen de grado

La ministra de Educación de la Ciudad criticó las medidas de flexibilización que se llevan a cabo en las escuelas para garantizar que los alumnos puedan pasar de año. “En la escuela se da de comer pero no se enseña, es populismo educativo”, aseveró.

Post pandemia: Acuña cuestionó las flexibilizaciones para que los alumnos pasen de grado - Revista Que

Tras dos años de pandemia y luego de una serie de flexibilizaciones que se implementaron para garantizar que los estudiantes puedan seguir pasando de grado, la ministra de Educación de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Soledad Acuña, salió a cuestionar con dureza a los sindicatos docentes y advirtió que esas medidas son “populismo educativo”. 

En ese sentido, la funcionaria aseveró que la Argentina “no tiene un plan de desarrollo a nivel educativo y que actualmente existe una crisis producto de la pandemia. No sabemos cuántos alumnos dejaron la escuela y no volvieron en todo el país, ni el nivel educativo pospandemia” y advirtió que el primero de esos cinco problemas que tiene el esquema educativo actual. 

El primero de esos problemas “es haber creído que cantidad era el opuesto a calidad. Llegamos a todos los chicos, extendimos la obligatoriedad de la escuela, pero no preguntamos qué aprenden”.
 
Luego apuntó –durante un conversatorio organizado por Clarín- contra lo que calificó como “populismo educativo” al sostener: “Fue cuando hicimos que la inclusión vaya empujando de a poco la exigencia. Para que todos estén adentro de la escuela no evaluamos, no miramos. La escuela deja de ser el lugar donde se enseña y es el lugar donde se contiene y se da de comer. Es una falsa mirada de la inclusión”, indicó. 

Sobre esa misma línea, Acuña sostuvo que existe una “desvinculación del modelo educativo del modelo de desarrollo económico. Cuando empezamos después de la democracia a hacer énfasis en la formación de ciudadanos críticos nos olvidamos de pensar qué tienen que aportar al desarrollo económico”. 

En tanto sobre los desafíos que enfrenta la educación en la post pandemia es el de “formar en competencias en lugar de formar en contenidos, preparando alumnos para trabajos que hoy no existen” y se preguntó: “¿qué es lo que vamos a enseñar si no sabemos de qué van a trabajar?”. 

Por otro lado, al ser consultada sobre si los docentes estaban preparados para avanzar con esta forma de enseñar, la ministra consideró que “no tenemos un sistema de formación docente que nos garantice el modelo. Pero es porque no tenemos un modelo de desarrollo del país que lo fomente. Tenemos un sistema formador enorme, con más de 1100 institutos pero que son para necesidades locales y no para un desarrollo productivo a nivel nacional”. 

“Hay que valorar la función docente, ha ido cayendo con el paso del tiempo. Tenemos que ser más exigentes con la formación, acompañar con salarios que correspondan”, sentenció.