INFLACIÓN
10-09-2022

Con una batería de medidas, el gobierno intenta torcer un pronóstico inflacionario demoledor

En medio de un clima convulsionado y de cara a las elecciones 2023, el Banco Central (BCRA) augura una inflación anual superior al 95% que pone en aprietos al oficialismo.

Con una batería de medidas, el gobierno intenta torcer un pronóstico inflacionario demoledor - Revista Que

Las expectativas de inflación del conjunto de analistas que participan de una encuesta que realiza el Banco Central de la República Argentina estimaron que ese índice ascenderá a 95 por ciento.

Pero dentro de este grupo existe además un segmento denominado "Top 10", que son los que más aproximaron sus pronósticos a las cifras reales, que la ubica en 99,4%.

De esta forma se aproxima el escenario más temido por el gobierno nacional que es una inflación de tres dígitos y acelerándose en la entrada al año de las elecciones presidenciales.

Estos resultados están contenidos en el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) que realiza todos los meses el Banco Central. En esta ocasión hubo 38 participantes entre quienes se cuentan 25 consultoras y centros de investigación locales e internacionales y 13 entidades financieras. Los datos fueron recogidos entre el 29 y el 30 de agosto.

El 95% de inflación para 2022 que pronosticó el promedio del total de los participantes muestra un salto de 4,8 puntos respecto a la medición del mes anterior, que se había realizado en medio de la transición entre Silvina Batakis y el actual ministro de Economía, Sergio Massa.

También resultan preocupantes las proyecciones que realizaron los analistas para los próximos años ya que esperan una inflación de 84,1% para 2023 y de 63,1% para 2024.

En lo que respecta al mes de agosto, los consultores calcularon una suba de precios de 6,5%, desacelerándose desde el 7,4% que se registró en julio. Para septiembre esperan un 6%, para octubre 5,7%, para noviembre 5,5% y para diciembre 5,8%.

Las proyecciones sobrepasan por más de 30 puntos las metas que se habían fijado con el FMI, con lo cual se espera que haya algún tipo de dispensa para mantener el programa vigente.

Respecto del nivel de actividad se registró una leve mejora en las estimaciones de 0,2% hasta ubicar el avance del PIB en 2022 en 3,6%. Pero la situación luce mucho menos favorable para 2023 dado que el crecimiento se desaceleraría a un simple 1%, para recién subir a 2% en 2024. Con relación a la tasa de interés entre 65% y 67,4% entre septiembre y diciembre.

En este marco, el gobierno estudia alargar la vigencia del 'dólar soja', una medida que resultó beneficiosa para las arcas nacionales y el sector agropecuario.

La quita de determinadas tasas y el fomento a la industria, también son algunas de las estrategias que estudia la cartera de Sergio Massa para poder llegar a 2023 sin perder más puntos de imagen positiva ni dejar de cumplir con la entidad presidida por Kristalina Georgieva.