INFORME
25/01
Vecinos de la villa 31 denuncian graves deficiencias en las viviendas que les entregó Larreta
Vecinos del sector YPF denuncian la mala calidad de las viviendas donde fueron relocalizados, la falta de agua y cloacas rebalsadas. Para Larreta se trata de "departamentos nuevos, cómodos y bien equipados". Revista Qué estuvo en el barrio.
Vecinos de la villa 31 que fueron relocalizados en el sector con viviendas nuevas del sector YPF, como se conoce a la parte del barrio que empieza frente al edificio del Ministerio de Educación porteño, denuncian la mala calidad de los departamentos, filtraciones, falta de agua y cloacas rebalsadas de manera constante y la indiferencia por parte del gobierno de la Ciudad.


Si bien desde el gobierno porteño han celebrado con bombos y platillos la construcción de las viviendas, lo cierto es que hubo numerosas irregularidades como la demora en la entrega de las departamentos y en la adjudicación de las unidades para evitar reclamos a la empresa constructora; además que solo cuentan con un año de garantía, cuando el Código Civil y Comercial, determina que el plazo debería correr a partir de la entrega provisoria de las unidades y una vez realizada la entrega definitiva tiene vigencia por 10 años la garantía.

Asimismo, las viviendas son otorgadas con hipotecas a 30 años que muchas familias les cuesta sostener, en el marco de la emergencia económica producto de la pandemia, y corren el riesgo de ser expulsados, también denuncian que les aumentaron las cuotas sin previo aviso. En tanto, los servicios públicos que les otorgan a las nuevas viviendas son prepagos, pese a que se trata de un servicio esencial, en plena pandemia. Además, en diferentes unidades sufren la falta de agua.

En diálogo con Revista Qué, las familias denunciaron que "no tienen respuesta por parte del gobierno porteño" y que las pocas veces que lograron comunicarse, desde la Secretaría de Integración Social y Urbana, que dirige Diego Fernández, les dicen que "los arreglos estructurales de los departamentos corre por parte de los vecinos".


Uno de las últimas publicaciones en las redes sociales del secretario de Integración Social y Urbana de la Ciudad Diego Fernández, fue sobre el recorrido por un sector de la villa 31, para contar que "Seguimos trabajando para los vecinos y vecinas del Barrio Mugica y de toda la Ciudad". 
 
La publicación de Fernández fue para acompañar las palabras en las redes del jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, que a mediados de enero recorrió el barrio para ver "el avance de la demolición de las viviendas deshabitadas debajo de la Autopista Illia" y afirmar que "las familias que vivían acá, ahora se mudaron a departamentos nuevos, cómodos y bien equipados".

Vivir en condiciones dignas y tener acceso a los servicios básicos es fundamental para crecer y progresar. Por eso, seguimos apostando por la integración en cada barrio de la Ciudad para que los vecinos y las vecinas puedan tener más oportunidades y mejorar su calidad de vida.
 

El legislador Santiago Roberto, que integra la comisión de Vivienda, dijo a Revista Qué que han presentado pedidos de informe sobre el proceso de reurbanización del barrio Padre Mugica pero nunca les han dado respuestas oficiales. Además, remarcó que "con la crisis habitacional que sufre la Ciudad, la comisión se ha reunido muy pocas veces".

“Estamos seguro que el gobierno porteño busca la erradicación del barrio. Las y los vecinos de este sector tienen la mala suerte de vivir cerca del río, lugar donde el gobierno quiere construir torres de lujo para unos pocos. Entonces no se trata de una reurbanización sino de erradicación”, agregó.

El legislador del Frente de Todos, aseguró que la gestión de Horacio Rodríguez Larreta “gobierna para garantizarle negocios a sus amigos y desarrolladores inmobiliarios y en perjuicio de todos los vecinos y vecinas de la Ciudad.
 

En tanto, el auditor de la Ciudad Lisandro Tezkiewicz señaló al mismo medio que “muchas familias fueron relocalizadas en viviendas ubicadas en bloques que no se sabe de qué material son y que no están adaptados a las necesidades de ninguna familia. Hay problemas de con las cloacas, incluso viviendas con vidrios rotos al momento de la entrega”.

En ese sentido, Tezkiewicz recordó que "el gobierno de la Ciudad va a destinar mil millones de dólares para una empresa que fue aportante de campaña de Horacio Rodríguez Larreta, para poner cloacas, luz y gas en la manzana más caras de la Ciudad, la esquina de Libertador y Udaondo, en vez de invertir esos mil millones de pesos en arreglar las viviendas de las y los vecinos del barrios Padre Mugica".


Según el último informe de la Secretaría de Integración Social y Urbana de la Ciudad, son 1.044 las viviendas que se construyeron en el sector YPF y 892 las familias que se mudaron hasta ahora. Paola una de las vecinas relocalizadas, contó a este medio que el organismo que conduce Fernández ya no realiza los censos, sino que las familias organizadas son quienes se pusieron la estadística al hombro y realizan los censos en las zonas del barrio que aún no fueron relocalizadas.

Asimismo, relató que en el sector bajoautopista, el problema de las viviendas aún es mayor "porque ahí las cloacas y el agua potable no llegan".