CIUDAD REBELDE
21/04
Pese al fallo de la Justicia Federal, la Ciudad mantuvo la presencialidad de las clases
La ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, aseguró que este nuevo fallo es “una contradicción manifiesta frente a la decisión de la Cámara de Apelaciones”, por lo que “hasta tanto se pronuncie la Corte Suprema, acataremos la resolución de la cámara porteña”.
Continúa la polémica acerca de la presencialidad de las clases en la Ciudad de Buenos Aires, es que a pocas horas de que la Justicia Federal fallara a favor de la suspensión de la presencialidad hasta fines de abril, la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, aseguró que esa determinación judicial es “una contradicción manifiesta ante la decisión de la Cámara de Apelaciones” y ordenó que los chicos sigan en las aulas. 

En este sentido la funcionaria anunció, a través de sus redes sociales, que “el fallo de la Justicia Federal representa una contradicción manifiesta frente a la decisión de la Cámara de Apelaciones. Por eso, y hasta tanto se pronuncie la Corte Suprema, acataremos la resolución de la cámara porteña” e indicó que “como la evidencia indica, los chicos tienen que estar en la escuela. Volver a encerrarlos aumenta las desigualdades y el enorme daño que ya sufrieron durante los meses de virtualidad”. 

Sobre esa misma línea consideró que “negarles la presencialidad es negarles la oportunidad de formarse para el futuro” y remarcó que “desde el Gobierno de la Ciudad vamos a seguir garantizando la presencia de cada chico y cada chica de la Ciudad en sus escuelas. Porque sabemos que las aulas más peligrosas son las que están cerradas”. 

Por su parte el presidente de la Comisión legislativa de Educación y diputado de Vamos Juntos, Gonzalo Straface, aseguró que “la CSJ ya se declaró competente y debe resolver cuánto antes. Hasta entonces las escuelas están abiertas en la Ciudad de Buenos Aires” y compartió un comunicado del Gobierno porteño en este sentido. 

“Con relación al fallo recientemente dictado por un juez de primera instancia de la Justicia Federal, y ante la opinión jurídica de la Procuración General de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires que corresponde seguir acatando el fallo dictado por la Cámara de Apelaciones de la Ciudad hasta tanto el conflicto sea resuelto de forma definitiva por la Corte Suprema de Justicia de la Nación, el Gobierno de la Ciudad ratifi