POLEMICA
06/09
Denunciaron penalmente a Larreta y Vidal por usar datos del 147 para la campaña electoral
La denuncia estuvo a cargo del abogado y precandidato a diputado nacional, Juan Pablo Chiesa, quien pedirá que sean “inahibilitados” y aseguró que irá “a fondo por los valores de la libertad y la democracia”.
Luego de que un grupo de trabajadoras denunciara que la precandidata a diputada nacional por Juntos por el Cambio, María Eugenia Vidal, utilizaba la base de datos de la línea 147 para hacer su campaña electoral, el abogado  y precandidato a diputado nacional por la agrupación política Aptitud Renovadora, Juan Pablo Chiesa, denunció penalmente a la ex gobernadora bonaerense y el jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta. 

La denuncia también es extensiva a cualquier otro funcionario que “hubiere participado en los hechos” y busca imputar a la precandidata y al alcalde local por “delitos de malversación de caudales públicos (art. 260 del Código Penal) y violación de secretos y privacidad (art. 157 bis del Código Penal)”. 

Asimismo, Chiesa advirtió que el artículo 260 del Código Penal establece que “será reprimido con inhabilitación especial de un mes a tres años, el funcionario público que diere a los caudales o efectos que administrare una aplicación diferente de aquella a que estuvieren destinados. Si de ello resultare daño o entorpecimiento del servicio a que estuvieren destinados, se impondrá además al culpable, multa del veinte al cincuenta por ciento de la cantidad distraída”. 

Cabe recordar que días atrás un grupo de trabajadoras del call center GIV S.R.L denunciaron que fueron contratadas de forma precaria para la campaña electoral de cara a las PASO y advirtieron que el GCBA hace "uso de datos personales en forma indebida y contrata trabajadoras de forma "precaria" para la campaña electoral de cara a las PASO.

En ese sentido la abogada de la Defensoría de Laburantes, Tamara Rossi, indicó que “precarizan de forma sistemática a trabajadoras jóvenes sin otra salida laboral, que son obligadas a trabajar sin registración alguna, 12 horas por día por un salario de pobreza. Son hostigadas, presionadas a trabajar sin descanso y obligadas a mentir para alcanzar objetivos políticos”. 

“Las trabajadoras del call center ya iniciaron reclamos laborales contra los implicados”, indicó y remarcó que “la tarea asignada a las trabajadoras consistía en llamar a las personas de un listado y proponerles tomar un café con alguno de los candidatos y en ningún momento podían decir de dónde conseguían los datos, sino que todo el tiempo debían fingir ser militantes voluntarias”.

De acuerdo a lo informado por la Defensoría de Laburantes en diálogo con Télam, “los datos fueron provistos por organismos estatales mediante la línea 147, a la cual se llama para hacer reclamos por servicios, consultas o para anotarse a la campaña de vacunación”.

“En medio de todo esto, los insultos y los maltratos eran constantes y había restricciones hasta para ir al baño, y tampoco se cumplió el protocolo para la prevención del Covid 19, ya que eran más de 70 compañeras sin elementos de higiene apropiados, con poca ventilación y distanciamiento, además de contar un solo baño habilitado”, sentenciaron.