09/09
Para Hourest “la política les está faltando el respecto a los jóvenes”
El precandidato a diputado nacional por Alternativa Ciudadana aseguró que los candidatos de otros espacios “les están hablando estupideces en el marco de una campaña electoral” y pidió “construir dignidad para la juventud”.
A raíz de la atípica campaña electoral que se vivió en las últimas semanas, el precandidato a diputado nacional por Alternativa Ciudadana, Martín Hourest, cuestionó con dureza a sus pares de otros espacios políticos y consideró que les están “faltando el respeto a los jóvenes”, dado a que consideró que los dichos de estos no tienen “nada que ver con la vida de millares de chicos”. 

En ese sentido, el precandidato planteó que “la política les está faltando el respeto a los jóvenes porque les están hablando estupideces en el marco de una campaña electoral” y opinó que “decir palabras para buscar rating o construir espectáculo, ya sea que se hable de filosofía, de ‘garchar’, de astrología, de porro, de la discusión de Venezuela, de Cuba o Nicaragua, no tiene nada que ver con la vida de millares de chicos y chiques que están en la Argentina”. 

Al mismo tiempo que advirtió que “la tasa de desocupación es más alta  en los jóvenes que en los mayores. El 50% de los chicos abandona la enseñanza secundaria, hay una crisis habitacional que no resuelve ni el estado nacional ni la Ciudad. La gente no sabe qué hacer si tiene que alquilar  porque el estado no tiene políticas de vivienda ni de regulación del suelo”. 

“Hay que construir dignidad de la juventud, y construirla con la juventud, esto implica arremangarse, salir de los despachos y dejar de ir a hablar con los jóvenes con la cámara atrás. Hay que poner la cámara  cuando se firman soluciones concretas que le cambien la vida a la gente”, señaló en declaraciones por el programa de Daniel Cholokian por AM 530.

Sobre esa misma línea, Hourest aseveró que “de temas como la educación permanente y el  empleo promovido hay que hablar con los jóvenes. Lo otro es decir ‘te hago un guiño a ver de qué tribu sos y me hago el parecido con tu tribu'” y concluyó afirmando que “es una inmoralidad de la política tomarle el pelo a los pibes y a las pibas, de abrazarse y negarles políticas públicas es un acto de indecencia colectiva”.