POLEMICA
20-07-2022

Buscan frenar la construcción de torres en el Barrio River

Desde el Observatorio del Derecho a la Ciudad impulsaron en la Justicia un recurso de amparo para impedir que avancen esas obras y pidieron que se retrotraiga la capacidad constructiva que se especificaba en un Código de Planeamiento Urbano anterior.

Buscan frenar la construcción de torres en el Barrio River - Revista Que

Tras la polémica por el parque lineal de Honorio Pueyrredón, el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires se enfrenta a una nueva polémica debido a su intención de avanzar con la construcción de torres en Parque General Belgrano, conocido como Barrio River. Es que la ONG Observatorio del Derecho a la Ciudad presentó un recurso de amparo para evitar que se construyan esos edificios. 

La medida judicial fue impulsada después de que entrara en vigencia una normativa urbanística, impulsada por el oficialismo, que incrementó "entre un 300% y 400% la capacidad constructiva" en una zona de casas bajas. La acción recayó en el juzgado en lo Contencioso Administrativo y Tributario 18.

De esta manera, la ONG solicitó la "inconstitucionalidad y nulidad de la actual regulación urbanística" para el polígono que comprende 37 manzanas, delimitado por las avenidas Del Libertador, Guillermo Udaondo, Presidente Figueroa Alcorta, y las calles Sáenz Valiente y Eduardo Romero.

También solicitaron que se retrotraiga los parámetros urbanísticos anteriores y que se suspenda la entrega de permisos de obra, así como la ejecución de nuevos emprendimientos en el polígono señalado.

Al mismo tiempo que explicaron que "este aumento indiscriminado de la capacidad constructiva cuyo único fin es recaudatorio y estimular el marcado inmobiliario, fomenta la demolición de numerosas casonas con increíbles parques, con el objeto de promover construcciones rentables en un barrio que aún conserva identidad y tranquilidad" e indicaron que “como consecuencia de estos cambios de normativa urbanística, se incrementó la posibilidad de ocupación de la parcela y su capacidad constructiva entre un 300% y un 400%, generando un proceso acelerado de renovación inmobiliaria y urbana, que viola la protección que dispone el Plan Urbano Ambiental para los sectores residenciales de casas bajas”. 

Cabe señalar que, según consignó la agencia de noticias Télam, la normativa vigente surgió del reemplazo del Código de Planeamiento Urbano por el Código Urbanístico, un cambio que estuvo a cargo de la Legislatura porteña a instancias de una propuesta del Gobierno local, lo que amplió la capacidad constructiva en forma genérica en toda la Ciudad de Buenos Aires.